Crawling Band con Crawling Peg, elogio de la confusión (Economía) | DIARIO LITERARIO DIGITAL

Crawling Band con Crawling Peg, elogio de la confusión (Economía)

lunes, 24 de septiembre de 2018 0 comentarios

"...resulta dificultoso encontrarle una explicación metamatemática a las "minidevaluaciones sucesivas"  en un escenario donde justamente lo que obra como manifiesta excedencia es el "doble desbordamiento" (de tipo de cambio y de tasas de interés). Y no me refiero únicamente al caudal cuantitativo de la devaluación, sino a la velocidad, aleatoriedad y aceleración que evidenció..."  

Resultado de imagen para stair made of dollars bills

Crawling Band vs Crawling Peg, 

elogio de la confusión 

Escrito por Lic Ramón D. Peralta

Exclusivo para Diario Literario Digital


El miércoles pasado, el presidente del BCRA dejó entrever que se estaba analizando con el equipo técnico del FMI, implementar algún tipo de "pegging" y/o "crawled" monetario. Con esta escasa información, algunos periodistas especializados en economía, salieron por un lado a "anunciar la vuelta al Crawling Peg" (Ambito.com), y otros hablaron de "Crawling Band" (Cronista.com). 




Dado el tiempo que llevo colaborando como Científico de Datos y Quant con el Estado, diré que no me resulta extraña esto, porque de hecho, podemos verificar que en nuestra Industria Financiera, solemos mostrarnos indiferente a las diferencias en cuanto al uso de un Glosario Técnico Financiero (unificado), que se compadezca con el resto del mundo. La vaguedad y elasticidad de lo informado por el BCRA, bastó para que el "argentinismo" se expida bajo atisbos "académicos".  

La pregunta que debemos hacernos es ¿Qué dice la Lógica, la Algoritmia y la Metamatemática Analítica a todo esto?, y ciertamente nos dice mucho más de lo que estamos dispuestos a permitirnos, so "no tenemos tiempo para leer", y cuando lo hacemos, el esfuerzo normalmente tiene como fin convalidar algún prejuicio, narcisismo y/o sesgo cognitivo. 

Los dogmáticos, los menos exigentes en materia Gnoseológica, Filosófica y Matemática, se conforman con dirimir todo debate en términos de "Modelo Apocalíptico vs Modelo Redimitorio". Resulta pintoresco ver cómo el profano resuelve su vida mediante el utilitarista uso de unos pocos algoritmos mentales bien implantados, formidables precursores de clichés y discursos envasados "al vacío".  

Desde la Algoritmia FinTech, no parece coherente pensar en el uso del mecanismo conocido como "Crawling Peg" (al menos no de manera aislada), porque en esta ocasión no estamos hablando de "salir, morigerar y/o aggiornar" un Régimen Monetario con Tipo de Cambio Fijo (como usó, en teoría, el Kirchnerismo durante gran parte de la gestión de Cristina), sino que por el contrario, se infiere, se está queriendo continuar con una Política de Libre Movilidad de Capitales, pero abandonando parcial y/o relativamente (también en apariencia) el Tipo de Cambio Flotante (confusamente administrado). 

En otras palabras, resulta dificultoso encontrarle una explicación metamatemática a las "minidevaluaciones sucesivas"  en un escenario donde justamente lo que obra como manifiesta excedencia es el "doble desbordamiento" (de tipo de cambio y de tasas de interés). Y no me refiero únicamente al caudal cuantitativo de la devaluación, sino a la velocidad, aleatoriedad y aceleración que evidenció.  

Si hablamos de "overshooting", es porque el "pass through" se movió y mueve más lento que la devaluación de la moneda nacional, y si eso es así, en apariencia, no necesitamos saber de "minidevaluaciones programáticas" que sigan la inflación, porque en rigor, la inflación quedó rezagada respecto a las tasas.  Necesitamos frenar la corrida cambiaria, conocer de aquí en más un rango cierto de "intervencionismo monetario", saber de antemano que el BCRA volvió a tomar el control de algo..., volver a confiar en algún nuevo tipo de abstracción (etc), darnos una nueva oportunidad como sociedad enajenada.       

Coherente sería esperar "Bandas de Arrastre o Rastreo". Acá es dónde pueden presentarse más de una alternativa para lo que se denomina coloquialmente como "Crawling Band" , porque técnicamente hablando, no es lo mismo implementar "Bandas de Rastreo Cambiario" que emplear "Bandas de Monitoreo Monetario", en ambos hay arrastre de tipos, pero su metodología aplicativa los diferencia, quizás también sus resultados. 

Los sistemas que se  hallan inmersos en el Crawling Band incluyen el "Crawling Peg",  "Wide Band" (banda ancha), "Fusion into Target Zones" (FTZ) o Crawling Band propiamente dicho, y "Monitoring Band" (Banda de Monitoreo). Sabemos que el gobierno de Macri difícilmente adopte medidas que restrinjan el libre movimiento de capitales y por ende, que apunte a instalar políticas de cambio fijo (cuanto menos no "por ahora"). 

De las tres alternativas que nos quedan en eso que podemos denominar como "régimen monetario del medio", analizaremos la "Banda de Rastreo", "la "Banda de Monitoreo" y una combinación de ambas. Miento, analizaremos sólo dos, porque en lo personal, también descartaría la Banda de Monitoreo, que curiosamente fue empleado en la India bajo la "insufrible" mirada de un FMI, que siempre supo de matemáticas, como yo de salto con garrocha. La razón es sencilla, la banda de monitoreo suele ser muy estrecha, ergo normalmente el gradiente de variabilidad permitido no debería ser mayor al 5 % entre puntas. 

Se usa para lograr que países de economías cerradas, dirigistas y socialistas, salgan al mundo de la integración internacional. Esto no significa que esos países tengan o hayan tenido el nivel de inflación que tiene Argentina (como tradición), de hecho, no tiene que ver con muchas cosas, siendo el interrogante ¿Qué se persigue con cada cosa?. Los hindúes demostraron que su larga tradición matemática seguía vigente, síntesis que podemos apreciar en la formulaciones planteadas en el "Informe del Comité de Tarapore" (1997). El rumbo que trazó dicho Comité se compadece con los resultados que hoy vemos en la India. 

Nosotros no conocemos ese tipo de experiencia, me refiero a controlar nuestros planes, proyectos y destinos.   


BANDA DE RASTREO

Una "banda de rastreo" implica (en teoría) que un banco central asume la obligación pública de mantener la tasa de cambio de su país dentro de una amplia banda públicamente anunciada,  ergo alrededor de una paridad que se ajuste periódicamente en pasos relativamente pequeños (esto no constituye axioma alguno) de tal manera, mantenga la banda alineada con los fundamentals (que elija la autoridad monetaria). 

El ancho de banda que canoniza el FMI, se ha previsto típicamente en algo así como +/- 10% alrededor del rango estadístico de volatilidad inflacionaria, claro que con la salvedad de que, ese gradiente dependerá del régimen, cultura e inercia inflacionaria del país en estudio. Para el caso de Argentina, es muy probable que los Quant del FMI tomen "medias aritméticas" (EMA, DEMA, TEMA, etc) para parametrizar las oscilaciones inflacionarias estocásticas; disponiendo en modo preventivo, de una "magnitud de variación" lo suficientemente amplia y flexible como para encorsetar los altamente probables ataques especulativos en manos del carry trade consuetudinario.       

Si fuere como se comentó en dicha reunión con el BCRA, podría darse un  "upper band" (gradiente interno de +/- 10 aprox), y de otro rango similar para la "bottom band". Es decir, aplicar una "Upper Band" de entre $ 40 y 44 (techo), y de un "bottom band" de entre $ 32 y 36 (piso). Como observarán, entre las puntas (32 y 44) se verifica un 37,5 % de campo escalar previsto. Este porcentual que es la Banda de Rastreo como causa sui, suele ser usado como anticipo del "corset de tasas" que la Autoridad Monetaria desea implementar como misión de corto plazo (insisto, es pura y vil teorética), o bien, no significa más que lo que pueda hacer la autoridad monetaria. 

Por otro lado, la idea es enviarle el siguiente mensaje a los carrytradistas: "Con éste ancho de banda no hay renta garantizada para ustedes". Porque si la tasa objetivo es del 37.5 % anual (destino a llegar luego de los próximos 90 días), con una banda cuyo gradiente es del 37,5 %, nada está asegurado. Una pregunta interesante de hacer es ¿Cuáles serán las referencias de los fundamentals que usará el BCRA para sus análisis de alta frecuencia?.....pronto lo sabremos (aunque muchos de ustedes ya lo estarán imaginando). La idea es que tampoco se le garantice nada a los "dolaristas".      

Obviamente la idea es que el BCRA también pueda rastrear el núcleo proyectado de la inflación para facilitar el ajuste contingente de cuenta corriente, aprovechando la apreciación real después de un shock positivo (en tanto una revisión al alza en la estimación de las entradas de capital a corto plazo por parte de especuladores y por el mejor desempeño de una renovada exportación). El propósito de hacer cambios de paridad en pasos relativamente pequeños es evitar crear situaciones en las que el mercado pueda obtener ganancias a través de la anticipación correcta de un cambio de paridad inminente (típico Carry Trade).

Una banda de rastreo se defiende con las mismas herramientas que se utilizan para cumplir con cualquier otro compromiso de tipo de cambio (normalmente usando las tasas de interés). La primera línea de defensa implica intervención, que es "cuasi obligatoria" cuando la tasa de cambio toca el borde interno de cada banda. Que la intervención esté o no esté esterilizada, dependerá del buen juicio del BCRA, quien tendrá cierta libertad para decidir si el cambio en la postura monetaria inherente a la "esterilización" va en contra de las necesidades de la economía doméstica, o bien, si se justifica (dada las circunstancias). 

Por ejemplo, esta vez el BCRA puede optar ante un flujo de entrada "temido por conocido", por decidir si lo esteriliza mediante la venta de bonos/letras/títulos con altas tasas de interés en el mercado abierto a fin de mantener la oferta monetaria constante o si adopta algunos de los métodos de esterilización de primera instancia ya conocidos (donde la manifiesta misión de romper con las Lebacs pone sus puntos suspensivos). 

Otras herramientas que se pueden utilizar para ayudar a defender un objetivo de tipo de cambio incluyen los controles de capital, una versión amigable con el mercado  de capitales recientemente recategorizado como "Emergente", sería poner algún plazo para la liquidación de los dólares proveniente de las exportaciones del agro (y otros). Menos amigable (aunque no descartable) sería disponer de requisitos de reserva obligatorios contra los préstamos, créditos y colocaciones especulativas extranjeros de corto plazo. 

En la medida en que el mercado encuentre convincente el compromiso del BCRA por defender un objetivo de tipo de cambio, las Bandas pueden ayudar a defender la moneda nacional incluso antes de que intervengan las autoridades monetarias. También sabemos que la confianza del argentino tipo, es lo más volátil del menú, con esto quiero decir que no hay confianza vernácula que dure más que nuestra paciencia. 

Para conocer algo más sobre el tópico, podemos examinar cómo operaba el régimen en los primeros tres países en implementarlo: Chile, Colombia e Israel, salvo que estos países implementaron las "Crawling Bands" interactuando con la pesquisa de un Régimen de Tipo de Cambio Fijo con muy baja inflación (como misión asequible). En apariencia resultaron bastante exitosas en el apoyo a la política macroeconómica, incluso frente a las fuertes entradas de capitales donde una tasa flotante hubiera dado, hipotéticamente, una seria pérdida de competitividad internacional. 


Resultado de imagen para stair made of dollars bills

Según la heráldica, los tres países lograron reducir la inflación, lograr el crecimiento, mantener su posición de balanza de pagos y limitar las crisis especulativas. Desde entonces, varios otros países también han utilizado el régimen, especialmente Ecuador, Indonesia y Rusia. Mientras que Rusia parece haber tenido una experiencia favorable con el régimen en sus primeros días, fue abandonado ante la Crisis de Indonesia en circunstancias especialmente difíciles, allá por agosto de 1997. Ni Rusia ni Indonesia la pasaron bien con las Bandas de Rastreo (en el balance final).  

El tema es separar lo meramente "discursivo" de lo científico, y en rigor, acá es donde pongo mis reparos, porque en la práctica quizás no veamos algo diferente a lo que el BCRA ha venido haciendo, salvo que ahora quizás estemos desesperados por confiar en algo, conozcamos  los límites del desbordamiento, y que por ende, nos preanunciemos un nuevo ciclo de "carry y bicicletas". Tal vez esta vez, hasta ingresen "inversión extranjera directa" y dólares genuinos de exportación en abundancia (los superávit gemelos pueden no ser un imposible)... ¿por qué no? (la Confianza no exige nada de la Lógica)  


Resultado de imagen para bicicleta financiera

Para finalizar, y matemáticamente hablando, cuando se implementa una Banda de Rastreo con semejante rango de variación permitido (37,5 %)  y sabiendo que el "pase a precios" (pass through made in argentina) tiende a converger en el tipo de cambio histórico (eligiendo la historia que nos conviene), y que por ende, la inflación contenida, inercial y acumulada será muy fuerte; podemos advertir que en cualquier caso, el BCRA no tendrá mucho espacio para experimentar en materia de tasas, ni en materia de nada (es de esperar que las tasas sean más altas que las anteriores). 

Con una Banda tan Super-ancha, podemos hacer cualquier cosa, decir que avanzamos hacia un tipo de cambio fijo, que nos quedamos dónde estamos o que avanzamos a un tipo de cambio flotante. Incluso podemos decir que somos el eslabón perdido o el pueblo elegido. El BCRA puede llegar a ser cualquier cosa, de hecho lo es. 

Es decir, si el ajuste típico (el que todos conocemos) se hace con recesión, pues no ilusionarse con políticas monetarias no contractivas por un bien tiempo. Tampoco nos iluminaremos con créditos productivos "normales", porque de hecho, la normalidad crediticia es algo que jamás conocimos. Descartado. Ocasionalmente diría, "es más de lo mismo entre la amnesia colectiva que nos caracteriza", pero prefiero esperar y ver, nunca descarto la posibilidad de que alguna vez nos equivoquemos y hagamos algo bien.

Del Fondo Monetario Internacional no hace falta hablar, porque los argentinos no necesitamos apuntadores o guionistas para generar crisis cíclicas, es algo en lo que somos probadamente expertos.  

Resultado de imagen para bicicleta financiera

CRAWLING BAND COMBINADO  

Cuando se combina Crawling Band con Crawling Peg, hay que prestarle especial atención al cambio  del "Cash Position" (o posición diaria de efectivo mínimo) aplicado a las entidades bancarias. Esta medida en sí mismo parece no decir mucho, pero cuando la colocamos al lado de las demás, se nos aparece un puzzle cuya imagen se hace clara para los Quant, Científicos de Datos y Matemáticos.  Las medidas son: 

0.- No existe matemáticamente la "Oferta Monetaria Cero": más que como discurso persuasivo y de tinte psicológico.  En este tipo de sistemas financieros soberanos, los bancos centrales pueden crear o restringir dinero (siempre desde la ilusión monetaria), pero estas transacciones "horizontales" no aumentan ni disminuyen los activos financieros netos, ya que los activos se compensan con los pasivos, es decir, en teoría, el balance del Estado no incluye ningún instrumento monetario nacional en su lado activo, ergo no posee dinero (en su acepción lato) más allá de su "autopoiesis endógena". Todos los instrumentos monetarios emitidos por el gobierno están en su lado del pasivo y se crean y destruyen con el gasto y las ofertas de impuestos y operaciones del mercado abierto (respectivamente).    


1.- Estímulo a la demanda de dólares: la disposición de Bandas de Rastreo o Arrastre (Crawling Band) cuya "upper band" es $ 34,00 y una lower band de $ 44,00, combinado con Minidevaluaciones Sucesivas (Crawling Peg) a quien se le confiere un 3% de movilidad hacia arriba (y eventualmente hacia abajo, aunque esto último es poco probable), le dice al inversor que cuanto menos, de acá a los próximos 6 meses, la Política Monetaria le cuasi garantiza una renta en pesos del 19,40 %, quien se suma al 121 % que ya devaluó nuestra moneda de curso legal (durante el año en curso). 

2.- "Efecto Giffen": como regla algorítmica, que a diferencia de otros países, aplica de manera taxativa en nuestro país, señala que, "Los ciudadanos tienden a comprar más dólares en la medida que se ratifica la suba sostenida y previsible del dólar", es decir, esto contradice el dogma monetarista y keynesiano, quienes sostienen que la "reducción de la oferta monetaria" contrae la demanda de bienes y servicios (efecto anti-inflacionario). Eso último nunca sucedió en Argentina, y tampoco sucederá en ésta ocasión. 


3.- Aceleración de la Velocidad Monetaria: cuando se verifica el Efecto Giffen y la autoridad monetaria se muestra permisiva en materia de mayor devaluación (típico régimen de cambio flotante), refuerza la baja en la demanda de dinero fiduciario (pesos) quien se compensa con una proporcional aceleración de la "Velocidad de Circulación del Dinero Fiduciario". Cuando la aceleración de la Velocidad Monetaria llega a la unidad de tiempo "día o intradía", la oferta monetaria M2 (aún de permanecer con apariencia estática), produce un efecto similar al Volumen de Alta Frecuencia Multiplexado. 


4.- Reducción de la Oferta de Dólares por especulación: Cuando se verifica 1, 2 y 3, se acentúa la reducción o contracción de la Oferta de Dólares en los mercados monetarios (y mesas de cambio informales), haciendo que  la misma masa de dinero al rotar (pasar de mano en mano) tan rápidamente, genere una asintótica "ilusión monetaria", donde el intercambio de dólares en forma de trading de alta frecuencia produce la percepción de que aumenta el caudal de pesos circulantes, cuando en rigor, se trata de la misma masa dineraria (multiplexada).


5.- Efecto Aumento del Coeficiente de Caja: cuando se aumenta el "coeficiente de caja regulado" o "encaje bancario" (como se lo conoce en Argentina) y esos encajes se remuneran, provoca un efecto similar al que provocaron las Lebas. Es decir, más que contraer los agregados monetarios, los disimula en el corto plazo, porque dentro de los registros contables de los bancos, esos encajes remunerados cumplen el mismo efecto expansivo (multiplicador monetario oculto) de largo plazo como las que vimos en las Lebacs. 


6.- Efecto Cash Position: cuando la autoridad monetaria decide imponer una baja en la "posición mínima diaria de efectivo", por un lado le quita al banco la posibilidad de utilizar ese excedente de liquidez en otras colocaciones (por caso: colocaciones crediticias, bursátiles, coberturas, etc), y por otro lado, provoca una mayor asfixia al sector productivo. También genera desconfianza en los ahorristas y depositarios, al creer que el banco puede no tener el día de mañana el efectivo suficiente para devolver ante casos de retiros importantes. Aunque esto que puede tildarse de canónico, se choca con un aumento del FCF (típicamente el cash flow). 


7.- Fenómeno de Efectos Monetarios encontrados: cuando el BCRA reemplaza las Lebacs por Leliq, Nobac, Lecaps y Notas de Compensación de Efectivo, con una tasa superior al 50% anual (siempre tensionada al alza), llega un momento en que todos los días los bancos deberán conciliar un Cash Flow que se ve alimentado fuertemente por inercia en tanto un increscente caudal de Leliq, Nobac, Notas, etc; que comienzan a acumularse en sus hojas de balances (en tanto neperianos). Esta dinámica hace que todos los días dicho FCF choque con las obligaciones impuesta en cuanto límites de "encajes" y "Cash Position".


Este circuito, dado las altas tasas ofrecidas por el BCRA, tiende a expandir los agregados monetarios, aumentando en paralelo los costos operacionales, administrativos y transaccionales de los bancos, costos que siempre se trasladan al cliente (como es costumbre). Llega un punto donde el Cash Position se vuelve inmune a la medida, aumentando su numeral por los mismos motivos (aceleración de la velocidad monetaria). También se le denomina "ratios de liquidez" influenciados por la constante de napier (número "e"). 


8.- A diferencia de lo que teoriza la Teoría del Circuito del Dinero (Pos-keynesianismo): en Argentina no existe un "exógeno" versus un "endógeno", sino endógeno + exógeno, resultado que a su vez se combina con una no alternativa de "interacciones verticales" (gobierno a privado y viceversa), versus "interacciones horizontales" (privadas a privadas), sino que se verifica "interacciones verticales" + "interacciones horizontales". 

9.- Cuando decimos que estamos ante un sistema bimonetario abierto "de hecho", al dinero Fiat circulante en la economía doméstica (potenciado por los multiplicadores visibles y no visibles) se le suma el dólar (y otras expresiones dinerarias), quien también comienza a ser aceptado como "dinero de alta potencia". Los intercambios horizontales del mercado monetario (entre privados) se compensan con la renta agregada, pero los "intercambios verticales" (entre el estado y los privados) generan expansión monetaria de largo plazo. 


10.- Fenómenos Económicos de Efectos Encontrados: cuando la política monetaria tiene como misión ajustar por recesión (como es el caso), el impagable encarecimiento del crédito (amén de su literal destrucción), interrumpe la cadena de pagos, aumenta la morosidad e incobrabilidad, hasta llegar al punto de provocar concursos preventivos y quiebras masivas (situación de la que no estamos lejos). Cuando se produce una masiva y diacrónica cesación de pagos, las empresas comienzan a despedir gente hasta el extremo de cerrar sus puertas. 


Mayor cantidad de desocupados y la aparición de nuevos pobres provenientes de la clase media, provoca una mayor exigencia en las arcas del estado en materia de asistencia, salud pública y ayuda social. Aumenta el número de planes asistenciales, aumenta su numeral unitario, generando un mayor aumento del gasto público, lo cual juega con una sensible merma de la recaudación fiscal. 


Aquí es donde el gobierno y el FMI se dan cuenta que el ajuste es insuficiente, por sendos motivos (especialmente mala praxis), que nunca pasan o pasaron por la autocrítica. Los Quants del FMI tienen un serio problema, saben modelar pero no conocen la cultura, conductismo ni tradición de la sociedad a modelar. El "déficit fiscal cero" es matemáticamente aleatorio en éste escenario (excesivamente dinámico). 

Siempre ruego estar equivocado, pero por las dudas, os diría que prepararse para lo peor está lejos de ser algo imprudente. 

Exclusivo para Diario Literario Digital
Share this article :

Publicar un comentario

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. DIARIO LITERARIO DIGITAL - All Rights Reserved
LETRAS OPACAS (Diario Digital Literario) .Argentina
Proudly powered by Blogger