Paradojas-Comenta Javier Díaz sobre libro de Silvia Amigo (Psicoanálisis) | DIARIO LITERARIO DIGITAL

Paradojas-Comenta Javier Díaz sobre libro de Silvia Amigo (Psicoanálisis)

jueves, 28 de diciembre de 2017 0 comentarios

"Quien de los aquí presentes no ha leído varias veces un texto, repetido una película, quien no se escuchado decir lo mismo diciendo otra cosa, o con un costo quizás mayor, ¿haya repetido una nueva historia de amor para encontrarse con algo nuevo? Les aseguro que cuando leí este texto en su segunda edición 2009, leí otra cosa. Por eso me gustó mucho que Silvia incluyera ésta vez, su prólogo y los prólogos que acompañaron las ediciones anteriores, es decir, tres lecturas del mismo libro, cómo quizás hoy en ésta mesa... "


 


Paradojas

Comentarios de Javier Díaz 

sobre el libro de Silvia Amigo:


"Paradojas clínicas de la vida y la muerte. 

Ensayos sobre el concepto de 

originario en psicoanálisis".


En oportunidad de la presentación de la Tercera 

edición corregida y aumentada de dicho libro, en 

la sede de la Escuela Freudiana de Buenos Aires, 

el pasado 30 de noviembre.


Para Diario Literario Digital


Quiero agradecerle a Silvia por dos razones, la primera de manera personal de haberme invitado a participar ésta noche a comentar su libro en una mesa tan agradable, debo decir que realmente fue un placer reencontrarme con éste escrito,    y la segunda razón más extensiva, agradecerle su trayectoria y apuesta al psicoanálisis  elección ésta que transcurre y acompaña en su mayor parte de su carrera en Nuestra Escuela Freudiana  de Buenos Aires.
Como les decía, un placer reencontrarme con éste Texto ¨Paradojas Clínicas de la Vida y de La Muerte”, Ensayos sobre el concepto “Originario en Psicoanálisis”
¡Que título!  Realmente quien lo haya leído sabe que se trata de algo serio.
Primero en pensar que es un libro en su tercera edición ¿Qué me significa esto? Es decir, la primera edición abril del 2003, la segunda reimpresión enero 2009 y la que hoy acompañamos su lanzamiento.
Si fuéramos editores o libreros diríamos ¿Cómo se vende éste libro? Es cierto, pero lo más importante para nosotros no se basa en su comercialización sino en la pregunta ¿Por qué se lee tanto?  Y agregaría algo más ¿Por qué se relee el mismo texto?
Trataré de darles mi opinión al respecto.
Los que atendemos pacientes o tenemos conocimiento de nuestro inconsciente sabemos que la repetición no es una mera reproducción de lo mismo.  Repetir nos lleva a la marca de algo nuevo que se lee allí dónde fue leído o significado algo. Basta con tomar simplemente ejemplos de nuestra vida cotidiana para dar cuenta de lo que les quiero transmitir:
Quien de los aquí presentes no ha leído varias veces un texto, repetido una película, quien no se escuchado decir lo mismo diciendo otra cosa, o con un costo quizás mayor, ¿haya repetido una nueva historia de amor para encontrarse con algo nuevo?
Les aseguro que cuando leí este texto en su segunda edición 2009, leí otra cosa. Por eso me gustó mucho que Silvia incluyera ésta vez, su prólogo y los prólogos que acompañaron las ediciones anteriores, es decir, tres lecturas del mismo libro, cómo quizás hoy en ésta mesa.
La autora nos comparte una experiencia y un desafío del psicoanálisis en la actualidad:
Borges le respondió a ella y a otros analistas cuando visitó ésta Escuela “….Nunca hay que negarle al lector un primer escalón de inteligibilidad. Prefiero un estilo clásico y secreta complejidad”
Freud y Lacan nos advirtieron de lo subversivo del psicoanálisis en los tiempos que corren, de hecho debe su origen siendo, el mismo, el síntoma de una historia dónde el sujeto quedaba excluído del discurso dominante, es por eso que celebramos y nos reunimos para inaugurar esta nueva edición.            
Intentaré por tanto tomar éste consejo para transmitirle algunas pinceladas de éste libro.
Primero me centraré en lo que el titulo invita:
"Paradojas Clínicas de la Vida y de La Muerte”
A que nos referimos cuando decimos Paradojas
La Paradoja consiste en la unión de dos ideas opuestas que resultan contradictorias, pero que sin embargo pueden estar encerrando una verdad oculta: 


La Paradoja tiene la función de causar asombro invitar a la reflexión y a menudo los filósofos se sirven de ellas para revelar la complejidad de la realidad. También permite demostrar las limitaciones de la comprensión humana; la identificación de paradojas basadas en conceptos que a simple vista parecen simples y razonables ha impulsado importantes avances en la ciencia, la filosofía y las matemáticas. Agrego a mi cuenta en el psicoanálisis.
·                     Solo sé que no sé nada
·                     Prohibido prohibir
·           Tengo todo: El auto más caro, la ropa del mejor diseñador, paseo con la mujer más hermosa… sin embargo mi vida es vacía: tengo que trabajar en algo que no me gusta, escuchar a una mujer borracha de vanidad, rodeado de gente que sólo me rodea para ver qué provecho saca de mi; ahogándome en un disfraz que no me puedo quitar en todo el día. Tengo todo y no tengo nada.
  • Seminario 9: identificación, Clase 1: 15 de Noviembre de 1961:
  • Yo miento”: si lo digo, es verdadero, entonces no miento.

 Deleuze le dió un valor crucial a la paradoja en la filosofía y planteó un elogio de los efectos de este modo de la idea en el pensar. La manifestación de la filosofía no es el buen sentido sino la paradoja. Ella es el pathos o la pasión de la filosofía. La paradoja rompe el ejercicio común y lleva cada facultad hasta su propio límite ante su incomparable; y al pensamiento ante lo impensable.
Nada hay de extraño en que la paradoja sea la potencia del inconsciente como cita Deleuze y que refleje paradojalmente el sentido y el sin sentido como lógica de incompletud y cómo limitación de lo simbólico a cubrir lo real.
Por eso Lacan recurrirá a formalizaciones paradojales, lógica, matemas y topología para dar cuenta de lo que resta a lo simbólico, lo que no se puede nombrar, lo que cesa de no escribirse.
Silvia utiliza de manera ejemplar éste recurso para graficar la clínica del sujeto desde sus orígenes, de la vida y de la muerte como paradoja fundante y su encuentro con lo Real.
La autora recurre para éste fin innumerables veces a la poética y al arte,
Tomaré el consejo de Borges y rescataré éste recurso de Silvia para hacerles llegar algunas paradojas que trascurren en éste texto tan interesante. Lo haré mostrando las obras de arte que aquí se mencionan, para no negar el primer escalón, que invita a seguir escalando la profundidad y complejidad del texto.




Figura 1 cuadro célebre obra de Jean Millet  “el Angelus”

Lo que sucede entre cero y la estructura

Paradoja: Nace la humanidad con su muerte.  Reconocer el cadáver como cadáver es reconocerse así mismo. Es decir, el reconocimiento del otro como muerto implica retroactivamente que el sujeto se reconoce asimismo como viviente. El lenguaje al entrar en el cuerpo no sólo le da goce sexual sino al mismo tiempo muerte.
La intuición de Dalí
La constitución del niño como sujeto a devenir, necesitará, en principio,  de la deuda de su madre con su propio padre que la pone en falta y considera desde el inicio su propio muerto para el propio goce materno. Es decir, doble muerte la del padre mitico incorporado identificatoriamente por esa madre y la  del soma del niño presa del apetito de la madre.
Paradoja Muerte de la muerte. Hay doble inmixión inaugural de la muerte en la vida, segunda muerte que Lacan ejemplificará con la segunda muerte cristiana advenida luego de la muerte biológica en el Juicio final y llamada muerte eterna.
Lacan reformula la segunda muerte y la hace anterior a la primera para mostrar las nupcias del soma con el Nombre del padre.
El cuadro del Angelus muestra una pareja de campesinos, la mujer parece orar, actitud inclinada y de recogimiento. El campesino, sombrero en mano acompaña en actitud de unción- Entre ambos al atardecer se interpone un canasto.
Salvador Dalí se empecinó en estudiar este cuadro, vía su método paranoico-crítico. Afirmando  que la actitud de la mujer es idéntica a la mantis religiosa, que devora al macho luego del coito. Dada ésta identidad, él afirma, que debe haber un muerto debajo de ésta canasta. Los críticos lo tomaron de loco y no dieron lugar a los dichos de Dalí, le contestaron con un respetuoso silencio.   Años más tarde con el estudio de rayos x sobre esta obra descubrieron un pequeño féretro cubierto por la pintura de aquella pequeña canasta.
La intuición de Dalí más allá de su subjetividad por ser él  el portador del nombre de pila de su hermano muerto,  nos indica que el niño siempre ésta, si tiene suerte, muerto para el goce de la madre.




Figura 2 y 3  Dali
Paradoja del destiempo del tiempo
Referido a la importancia de la diferencia entre los tiempos lógicos y los tiempos cronológicos mostrando un tiempo fundador en el sujeto que  es  a partir del pasaje del Otro real al Otro simbólico, es decir la diacronía no asegura su fundación y paradojalmente muestra su constitución en la sincrónica del Otro.
Alojar al sujeto por venir en una vacío otorgado por el Otro Materno portadora de ese Padre muerto que posibilita ese alojamiento. Tomando el consejo de un maestro querido por la autora Moustapha Safouan dónde citando la experiencia de teorizaciones de otro campo disciplinario  El primer año de vida de René Spitz da cuenta de manera fenomenológica en la sonrisa del bebé si los procesos lógicos se van produciendo en la diacronía del tiempo evolutivo. Responderá ¿Qué significa que un bebe sonría y mire a su madre?  ¿Qué significa que sonría en un espejo y a otros?




Figura 4
Tener falta para tener
Nos pide Silvia que nos amiguemos con la figura de Susanita del gran creador Quino, que muestra gracias al padre muerto la necesidad, el hacerme falta, “estar en falta” de tener hijitos.  La autora advierte de la mala fama que se interpreta en el mundo psi de la madre fálica fagocitando a su hijo. Si no hubiera apetito cocodrilezco de la madre al inicio ¿cómo haría un chico para sentirse apetecible e importante para alguien?.
Ejemplificará con los aportes de La clínica de Héctor Yanckelevich sobre qué pasa cuando ésta falta originaria se ausenta. Aportará importantes desarrollos en la clínica de niños autistas y psicóticos.
En cambio, si una madre le habla a su chico y en su voz vibra la falta fálica adeudada al padre, el chico recibe, con la voz, una Nominación.  No será entonces la madre que trague al niño sino que será el niño quien quede habilitado a tragar al padre muerto, carácter de ser el mismo un muerto.
Identificación primaria permitirá tener un cuerpo y la secundaria contar con un cuerpo.     ¿Alcanza sólo con esto?



Figura 5
La experiencia clínica nos muestra que el peligro de Susanita o de cualquier madre que detente la función de Otro,  es  el  no poder  virar  esa posición de retenerlo como su falo imaginario. 
Alineación y separación dará lugar a la elección forzosa  entre la paradoja la libertad o la muerte,  seguida por su elección fundante del sujeto, el  ”no pienso”  permite el no soy,  ombligo de la formación del inconsciente.



Figura 6  Miguelito
Pasión de ser: morir para vivir eternamente.  El mundo carece de sentido sin nuestra existencia.
El Unario es una deuda con el Padre, no con el Amo, no es lo mismo el discurso que su encarnación, si el padre o tal vez analista se creen amo, identificándose con el S1, impiden al sujeto contar con él como incontable.
De aquí nuestra Humana Pasión por el ser,  que es Pasión de eternidad. La autora escribe éste precioso capitulo  combinando una gran experiencia clínica  con el arte de la pluma de Borges.
Gran paradoja entre lo sublime y lo ridículo, de ser perfectos, para ser eternos. Identificación de ser el niño al significante fálico.
El Uno al q el niño se identifica en el orden del ser, será el uno único, no el que hace serie sino justamente el fuera de serie. Paradoja de querer vivir la eternidad alcanzándola con su propia muerte. Estos caso clínicos de extrema identificación a la excepción de no ser el falo, desea no ser, lo llamará  Enemigo de la vida, ya que su identificación es al padre muerto y no lo metonimia como salida edipica.




Figura 7/8/9  Díada madre – niño
¿Quíen sostiene a quien? Madre que sos-tiene al Niño o Niño que sos-tiene a su madre?
Silvia eligió como tapa de su libro le imagen del célebre pintor Egon Schiele, que prometiéndo ser uno de los mejores de su época  fallece tempranamente a los 28 años. Su pintura se caracterizaba por representar lo irrepresentable del sexo, la vida y la muerte..
Dibuja un boceto de una madre sosteniendo a su niño y luego representa la paradoja contraria de un niño sosteniendo a su madre.
Continuando con igual paradoja



Figura 10
El genio de René Magritte  en su obra “el espiritu de la geometría “  en clara  objeción al espíritu de finesse de Pascal y le esprit de la geometrie de Descartes.
El niño que sostiene a su madre queda en lugar de esclavo, de objeto de la misma, sosteniendo al otro e identificándose en sentirse muerto haciendo imposible la faz metonímica de la  segunda identificación donde el padre edipico  desplaza del fondo del espejo la pétrea solidez de la identificación a ser el falo y la imagen especular perfecta.
Encierro entre el sujeto y el Otro, Para que el  yo ingrese en la dimensión de los otros tiene que haberse liberado de la misión de completar al gran Otro. Es necesario la aparición del triángulo edipico madre-niño-padre.



Figura 11 y 12
El célebre cuadro de Holbein “los embajadores” coloca en los basamentos de lo oropeles algo hace mancha al espectáculo, algo de lo real puesto en juego,  una calavera.
Un despertar a lo real de la escena.
Mancha de real en la escena de las identificaciones deja una letra a cuenta del sujeto:
De la 1era identificación  A lo real del Otro real  (o)
En la 2da   A lo simbólico del Otro real  (S1)
3 era  A lo Imaginario del Otro real (-o) tres modalidades del padre que permiten reducir al mínimo el goce de la madre.
Ya desde sus momentos constituyentes hasta su adultez dan a conocer lo que fue registrado o no en las pinceladas de su historia.




Figura 13                                             
Si el sujeto acepta el apólogo del fantasma como ventana a lo real con marco fálico y cubierta de velos, el analista dirigirá  la cura hacia el centro hueco de la ventana, al vació central en que se constituyó, vaciado de ser. El analizante habiendo atravesado su fantasma su relación con lo real no será la misma. Devenir analista, ser nominado con un trazo no puede no señalar al mismo tiempo  el vacío de la falta de trazo.    




Este Libro nos invita una y otra vez a seguir avanzando, siendo un estímulo a atravesar el saber hasta su propio límite originario, pinceladas de paradojas que nos lleva a comprender las palabras de uno de mis poetas preferidos

La literatura, como todo arte, es la
demostración de que la vida no basta.
Fernando Pessoa

                                    Para Diario Literario Digital
Share this article :

Publicar un comentario

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. DIARIO LITERARIO DIGITAL - All Rights Reserved
LETRAS OPACAS (Diario Digital Literario) .Argentina
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}width=device-width, initial-scale=1.