La distorsión objetiva (Psicoanálisis) | DIARIO LITERARIO DIGITAL

La distorsión objetiva (Psicoanálisis)

martes, 2 de mayo de 2017 0 comentarios

Compartimos con ustedes la primera parte del capítulo 3 del libro 
"¿Psicoanálisis finito o infinito? estallido del Universo del Discurso"

que saldrá a la venta en las próximas semanas.

 "La teoría del significante que despliega Lacan es una distorsión de la lingüística. Si bien los aportes de Ferdinand de Saussure y también los de Roman Jakobson establecen la complejidad de la significación basada en sonido y sentido que aporta el significante para cada una de las lenguas, su pasaje al psicoanálisis implica una distorsión... "



La distorsión objetiva

Primera parte del capítulo 3 del libro 
"¿Psicoanálisis finito o infinito? estallido del Universo del Discurso"
que saldrá a la venta en las próximas semanas.

Escrito por Daniel Paola, Psicoanalista

Para Diario Literario  Digital

Resultado de imagen para Ferdinand de Saussure
Ferdinand de Saussure
 La teoría del significante que despliega Lacan es una distorsión de la lingüística. Si bien los aportes de Ferdinand de Saussure y también los de Roman Jakobson establecen la complejidad de la significación basada en sonido y sentido que aporta el significante para cada una de las lenguas, su pasaje al psicoanálisis implica una distorsión.
La distorsión que propone Lacan con la entrada de la lingüística en el campo del psicoanálisis no pretende ser un metalenguaje. Por el contrario, con el registro de lo real anudado a lo imaginario y simbólico, valiéndose del inconsciente de Freud, nos conduce a una lógica que nada más existe en transferencia.
La interpretación únicamente será el camino para su encuentro, planteando una difícil posición para el sujeto después de concluido su análisis.
Si sólo la interpretación en transferencia nos conduce al encuentro con el sujeto del inconsciente, no habrá metalenguaje, o sea, lenguaje del lenguaje.
La única manera en la que podríamos reservarnos el derecho de anunciar un encuentro sería mediante la posición denominada semblant.
El analista, encarnado por un cuerpo que desconoce al objeto a que ofrece al analizante, participa de una lógica donde se suma a una escena que habrá que descubrir, para desarmarla como fantasma que anida un síntoma.
La escena se denomina goce y va más allá del principio del placer: el analista participa en ella hasta descubrirla, dando a la transferencia una innovación de un real a otro real.
Por lo tanto, más allá de la transferencia, el analista cuenta con el deseo de encarnar el semblant para descubrirse enfermo del objeto a y con este deseo, por mi parte, creo que Lacan ha querido ubicar el deseo del analista.
Si en el seminario Le sinthome Lacan nos apercibe de que hay una única respuesta en el après-coup posible, y con ello reitera que el nudo Borromeo es sólo uno, nos dice que al seguir la huella de lo real esa enfermedad incurable titubea con el descubrimiento del anudamiento R.S.I.

Resultado de imagen para seminario Le sinthome
Uno o Dos es la pregunta.
Por eso Lacan propuso que si bien es imprescindible que el analista sea al menos Dos, no tanto porque teoriza y hace su práctica, sino además porque el semblant consiste en participar sin saber de una escena doble que lo tiene como partenaire sin que él sepa, nos hace saber que al mismo tiempo es Uno, el que sigue la huella de lo real.
El semblant consiste en que el analista apruebe lo que hay de metalenguaje en su analizante, hasta poder descubrirlo en una interpretación donde se descubre el objeto a.
Pero si el analista sigue la huella de lo real en la orientación inversa del nudo Borromeo en el plano I.S.R, ya al descubrir la impronta de cada registro en lo singular, el resultado de la incógnita es Uno y no Dos.
Así el analista se transforma, según a Lacan le gustaba decir, en un bufón de un real que propondría al analizante encontrar un sentido en tanto esté anudado. Anudado en principio con el Dos al que se le supone el estallido del Uno, porque la letra se descubre no-unívoca cuando se descubre que no hay Universo del Discurso.
Lingüística y estallido se imbrican desde el comienzo. Dos y Uno están presentes desde el comienzo en el desarrollo actual de la lógica del analista porque seguir la huella de lo real en forma necesaria implica un hecho: la innovación que va desde un real hasta otro real.

Resultado de imagen para Roman Jakobson

Share this article :

Publicar un comentario

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. DIARIO LITERARIO DIGITAL - All Rights Reserved
LETRAS OPACAS (Diario Digital Literario) .Argentina
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}width=device-width, initial-scale=1.