Lacan, lo real y la ciencia (Psicología) | DIARIO LITERARIO DIGITAL

Lacan, lo real y la ciencia (Psicología)

miércoles, 5 de abril de 2017 0 comentarios

Lacan, lo real y la ciencia


Resultado de imagen para lacan ciencia 
   Escrito por Elsa Elvira del Sanzio

Para Diario Literario Digital 




 
Jacques Lacan inicia sus seminarios públicos en 1953 con una relectura de Sigmund Freud aportando nuevos elementos y términos además de diferencias y quiebres. A lo largo de su enseñanza se observa como constante el desarrollo de los tres registros que constituyen al sujeto, real, simbólico e imaginario, representados finalmente en un nudo Borromeo.En un primer período de su enseñanza, comprendido entre 1953 y 1959 Lacan se posiciona como lector de Freud y se propone dar respuesta a los interrogantes planteados definiendo al sujeto por la vía del significante y fija como el eje de su enseñanza los registros simbólico e imaginario, postulando la primacía de lo simbólico.A diferencia de Freud, Lacan no tuvo una aspiración científica para el psicoanálisis aunque la interrogaba permanentemente, resaltando el proceder, recorrido y deseo de muchos de los hombres de ciencia. Freud esperaba que finalmente el psicoanálisis podría y debería formar parte de las ciencias de la naturaleza. Así lo afirmó en repetidas ocasiones. Lo que Lacan hizo fue cambiar las referencias científicas del psicoanálisis, de la biología a las ciencias del lenguaje, a la lingüística , a la lógica y a la topología de superficies.
Lacan en la clase del 8 de mayo de 1957 refiriéndose a lo que los neurólogos de la época sostenían como asociaciones biológicas fija su posición con claridad: “Lo llaman entonces asociaciones porque pretenden que ocurran en algún lugar en las neuronas cerebrales. Yo, de eso no sé nada. Como analista al menos, no quiero saber nada. Estos dos tipos de asociaciones que se llaman la metáfora y la metonimia, las encuentro donde están, en el texto de ese baño de lenguaje adonde Hans está sumergido”.En 1962 Lacan expresa “ayer estuve con un matemático porque yo voy al matemático como otros van al peluquero” comenzando a aparecer el lenguaje típico de la matemática, utilizando la topología de superficies a partir de aquí en el sentido estricto.Lo real en la obra de Lacan, se asoma más claramente a fines del Seminario 2 y en Seminario 3, donde aparece no ya como aquello que el psicoanálisis no puede alcanzar porque es un real externo a la palabra, al sujeto de la palabra, sino como aquello que vuelve siempre al mismo lugar.Lacan señala que hay una parte de lo real que se nos escapa y que Freud lo detectó pero estaba fuera de su alcance; encuentro fallido con lo real que cae, se esconde y vuelve al mismo lugar, ejemplificándolo con respecto a la naturaleza como el retorno anual de las estaciones, el espectáculo del cielo y de los astros en el universo.
La cuestión de lo real emerge vinculada con el surgimiento del discurso científico en el siglo XVII, a partir del momento histórico en que la Física incorpora a la Matemática. Hasta entonces la naturaleza se interpretaba por analogía y todo lo que sucedía en el firmamento era entendido por el hombre de forma subjetiva relacionada con Dios.Newton introduce el lenguaje matemático en la naturaleza, lo que produce gran conmoción en la humanidad. Con la ciencia se pasa de la palabra a la escritura, conforme al enunciado de Galileo: "la naturaleza está escrita en lenguaje matemático”.Dicho de otra manera, el científico atrapa el real de la naturaleza pero  plasmando su saber en leyes físicas, utilizando las contantes físicas como cuestión de ajuste para obtener la mayor precisión.
En este primer momento de la enseñanza de Lacan, donde el énfasis está puesto en el orden simbólico nos encontramos con la definición de inconsciente estructurado como un lenguaje; significa que no basta con un solo significante para captar al inconsciente, hacen falta al menos dos, S1-S2. Porque el inconsciente según Lacan está entre los significantes, por eso se necesita una cadena, una red para capturarlo.Si bien lo real lo contempla  como registro, en este período no lo considera como registro importante de la experiencia psicoanalítica.¿Qué es lo real? afirma que es lo que anda mal, lo que no deja nunca de repetirse para estorbar el andar, lo que se pone en cruz ante la carreta…Lo real se refiere a aquello que la palabra no puede nombrar, la cosa que no tiene representación imaginaria. El sujeto se mueve en el campo de la significación de lo real producida por la combinatoria significante; lo real es el resto. El encuentro con lo real es siempre fallido. Lo real escapa a la significación. La lectura del Seminario 10 La angustia, permite abordar el tema de lo real y su particular objeto: el objeto a.  Lacan traspasa el concepto de Freud de angustia como señal ante un peligro, resituándolo en una dimensión estructural que nos llevaría a pensar la angustia como manifestación específica en el nivel del deseo del Otro, porque si la angustia es señal de algo, es una señal, en principio, para el sujeto, y dado que se trata de deseo, este deseo es justamente el deseo del Otro.
La angustia emerge cuando, en relación a cierta confrontación crítica del sujeto con el deseo del Otro, su propia imagen se desmorona. Esto nos lleva a revisar la constitución subjetiva y diremos que ésta sucede en el campo del Otro.
Aquello que está cortado de la imagen especular, que no está representado en el registro imaginario es justamente el falo, por eso diremos que en la localización imaginaria, el falo llegará bajo la forma de una falta, de un “- f”, falta que no debe faltar. Este resto que no puede ser capturado narcisísticamente, esta fractura que se produce, será la reserva operatoria que servirá de sostén a la articulación significante y que en el plano simbólico conocemos desde Freud como la castración.La división del sujeto, produce un resto que es el resto de esta operación, que da cuenta de lo irreductible del sujeto, lo que es nombrado como objeto a.La angustia, afecto que no engaña, remite no al significante sino a su efecto de sustracción en lo real que es el objeto a.Precisamente este carácter de irreductible supone aquello que queda fuera de toda significación, es lo que permitirá concebir desde lo simbólico al registro de lo real como lo imposible, y dará lugar a pensar la angustia como una señal que no es sin objeto, pero cuyo objeto es precisamente el objeto a, testimonio de este resto que queda del advenimiento del sujeto en el lugar del Otro.Lacan se explaya en su historia de tarros y vasijas sintetizando pero con contundencia “con la vasija basta, la relación del hombre con el objeto y con el deseo está ahí toda entera”. En resumen presenta el vacío como necesario en la estructura subjetiva, apareciendo la angustia cuando falta el vacío, reservando a partir de aquí un lugar especial al vacío.
Durante su exposición del año 1964 en Los Cuatro Conceptos Fundamentales del Psicoanálisis, Lacan fija la posición ética del psicoanálisis con "el deber de esclarecer lo abrupto de lo real que restaurábamos en el campo que Freud dejó a nuestro cuidado" posicionando la dimensión de lo real en la raíz misma del psicoanálisis. La crisis institucional y la expulsión o "excomunión" de la que Lacan fue objeto, obedecen precisamente al rechazo de esa raíz subversiva del psicoanálisis, de "lo abrupto de lo real" que Lacan encarnaba con su enseñanza. Reinicia entonces su seminario en otro contexto con una interrogación radical de los fundamentos mismos de la praxis analítica, y elige para ello "los cuatro conceptos: el inconsciente, la repetición, la transferencia, la pulsión".Lacan en “Los cuatro conceptos Fundamentales…” va a plantear que el análisis es la única praxis orientada hacia el núcleo de lo real, de un real que se esconde. La tyché la traduce como encuentro con lo real, encuentro siempre fallido. Va a decir que lo real está más allá del automaton, del retorno, del volver comandado por el principio del placer.
Tras la excomunión Lacan va a ocupar una posición de objeto a, de objeto resto, lugar que será después el que designará Lacan como el lugar del analista en la transferencia. En este seminario incluye a la presencia del analista en el concepto de inconsciente.
Lacan compara los momentos de Freud con el proceder de Newton, Einstein y Planck. Trazo en lo real de un surco nuevo con respecto al conocimiento atribuido a Dios, realizando una analogía entre el cuerpo de las conquistas científicas, con el objeto a en la relación subjetiva, reparando en el análisis... un más allá de la ciencia. El discurso del análisis se distingue del discurso científico; el primero no se sostiene sino con el enunciado de que no hay relación sexual.Exalta Lacan la prioridad de Pascal por el deseo, que aún equivocándose en el cálculo infinitesimal, lleva a la práctica las experiencias de Puy de Dome acerca del vacío continuación del experimento de Torricelli; demostrando que la naturaleza no tiene horror al vacío y lo señala como horror de los sabios frente a su deseo. Recordemos que desde Aristóteles tanto en la ciencia como en la filosofía e Iglesia Católica había aversión al vacío, negándose su existencia  hasta el siglo XVII. En cierto modo la historia de la Física a partir de entonces puede verse como una conquista progresiva del vacío, resultando la proporción de vacío ser superlativa tanto a nivel atómico como en la totalidad del universo.La ciencia no existe desde siempre en la cultura, hay un punto de partida desde el cual la ciencia se estructura como discurso, y este punto, tanto para la ciencia como para Lacan, es Descartes. El psicoanálisis nació de la ciencia (Ecrits p231) pero con otro discurso, otro lazo social y con un sujeto que la ciencia excluye.Lacan orienta su enseñanza completamente hacia lo real fundamentalmente a partir del Seminario 20 (1972) donde inicia comentando no quiero saber nada de eso… y afirma que no hay ningún impase entre su posición de analista y lo que allí dice. Esto se corresponde al afianzamiento de la importancia de lo real en el acto analítico. Hay mucho que sudar…voy a suponerlos en cama…una cama para dos. Hace referencia a que el Derecho habla del goce, a partir de lo velado, lo que se hace en la cama: abrazarse, desde donde esclarece la relación entre derecho y goce. Pone en evidencia el usufructo: gozar de algo a condición de no usarlo demasiado. Recurre al derecho como reparto del goce; aquí Lacan nos da una primera definición del goce: lo que no sirve para nada.En este seminario Lacan sitúa al significante a nivel de la sustancia gozante causa material de goce, donde una parte del cuerpo  es significada y el significante haciendo alto en el goce.En la última etapa Lacan propone pensar al sujeto como respuesta de lo real, acento en lo real y el cuerpo como sustancia gozante, diferenciando el “gozar de un cuerpo” que no es recíproco como el amor o intersubjetivo como el deseo.Pero afirma que derecho no es deber: nada obliga a gozar salvo el superyó. El superyó es el imperativo de goce: ¡Goza!El superyo, en su primera versión freudiana, tenía una función civilizadora,se podría decir como limitador del goce. Pero en su versión de 1920 se convirtió en el promotor de un empuje: de ir más allá, más allá del buen placer, de más allá de la homeostasis, según Freud.Una pregunta dejada por Freud en suspenso ¿la ética del psicoanálisis puede identificarse con la ética que instaura el Edipo? formulada en El malestar de la Cultura,es decir la llamada ética del superyo. Lacan responde claramente en forma negativa”la ley del superyo es la ley de Kant con Sade y el psicoanálisis no sigue la ética de Kant con Sade” .La moraleja del Malestar…es cuando uno mejor se porta con el Superyo, obedeciéndole, mejor le va en la vida. El Super yo exige una renuncia pulsional, con el resultante que toda la energia iría a alimentar al Superyo. Existe un goce de renuncia al goce, resultando ser atrapados por el goce y el Superyo; es la pulsión de muerte. La conciencia moral no es el Superyo.La concepción que tiene Lacan de la palabra implica que la palabra misma tiene efectos de escritura; así vemos cómo lo que se descifra en la palabra bajo transferencia tiene efectos de escrito, efectos que permiten poder asegurar a un real de la experiencia. De este modo se escribe una secuencia que va de la palabra al escrito, y del escrito a lo real.¿Cómo concibe Lacan lo real? Hay un real en el lenguaje, un real vehiculizado por el lenguaje, real que la ciencia encuentra en el número, fórmulas y que el arte aborda con la letra.
En este seminario Lacan aborda el enigma de saber inconsciente, un saber sustantivo que reside en lalengua, posicionando el estatuto del saber inconsciente, el saber como enigma; la fórmula del enigma es el saber a nivel del goce. Propone una fusión del significante y goce .Con el saber el goce de su ejercicio es el mismo que el de su adquisición. Lacan diferencia información de saber, diferencia entre significantes y significantes gozados. Resultando una diferencia con el saber científico que no es total pero sí sin enigma.Recordemos  que hay una articulación necesaria entre la palabra y la escritura, en dicha articulación la palabra goza de anterioridad con respecto al escrito.      En psicoanálisis palabra y escritura no están separadas, lo que se escribe fue primero palabra y lo que contingentemente deja de no escribirse y se escribe, se escribe sirviéndose de la palabra. La palabra es primera respecto de la escritura y lo que la escritura escribe no es otra cosa que lo que del goce se fija. Dicho en otros términos el goce se fija al escribirse.
El lenguaje no alcanza a decir lo real, de ahí que con la escritura podemos cercar lo indecible y el silencio de lo real incita a la escritura.Lo real es definido como "imposible", como "lo que no cesa de no escribirse"; es lo real propio del psicoanálisis: la imposible escritura de la relación sexual.En la última enseñanza, Lacan dice que se trata de saber lo que en un discurso se produce por efecto de lo escrito. Todo lo que está escrito parte del hecho de que será siempre imposible escribir como lo que esta escritura escribe no es otra cosa que el goce y el lugar donde se escribe no es otro que el cuerpo, el cuerpo como sede del goce tal la relación sexual. A eso se debe que haya cierto efecto de discurso que se llama escritura. La relación sexual es algo que jamás podrán escribir, escribir con un verdadero escrito.
Aquí hace incapié en la ética, estableciendo que pueda haber ficción de palabra, por eso la formalización matemática como escritura la propone como meta e ideal pero aclarando que no subsiste si no se emplea para presentarla la lengua.Es digno de ser señalado que a medida que avanza su enseñanza, cada vez que hay un cambio en su teorización del inconsciente hay un cambio en su concepción de la lectura, no siendo lo mismo leer el inconsciente como cadena significante que leerlo entre líneas, en el hueco entre significantes, ni tampoco leyéndose igual el discurso que la letra de goce o incluso el nudo borromeo…Plantea Lacan en el Seminario 20 lo particular de lo femenino que es el goce que no pasa por la castración, goce suplementario, inconmensurable, no  localizado, excesivo, resultando un goce más allá del falo.Sin duda, a esto habría que añadir que ese goce otro “loco, enigmático”,dice en Aún, que no es causado por el objeto a y del que el Otro no sabe nada, es también un aspecto de lo real, real que no tiene nada de tranquilizador.Por qué recurre Lacan a la lógica? porque la lógica es la verdadera herramienta de la ciencia ,el método por excelencia de la ciencia, el instrumento de su despliegue riguroso y definitivo ; trabaja con palabra (conceptos) y articula encadenamientos de proposiciones, o sea de discursos.Desde la lógica aborda los mitos freudianos, escribiendo las fórmulas de sexuación , constituyendo el matema de la identificación sexuada del sujeto. Del lado del hombre rige el universal todos los hombres están afectados por la castración, pero hay una excepción, existe uno para quien ella no rige. El no todo es la lógica que rige el lado femenino . La mujer sólo puede escribirse tachándola ella no toda es….Mientras que del lado masculino rige la lógica del todo y la excepción. Cada ser parlante puede situarse en uno u otro lado de las fórmulas, ambos ubicados con respecto a la función fálica, pero de modos diferentes.Las fórmulas de sexuación dan cuenta del exilio de los sexos y de lo imposible de escribir la relación sexual en tanto la sexualidad humana está afectada por la función fálica .Los encuentros que se producen entre hombres y mujeres son siempre sintomáticos.En el Seminario 20 avanza sobre la hipótesis de “inconsciente estructurado como un lenguaje”dando aquí el soporte de su desciframiento. Con el concepto de lalengua, esa amalgama entre lo simbólico y lo real, ahora pasa a considerar al lenguaje como una elaboración de la lalengua. Lacan crea el término la lalengua, entendida como la lengua originaria, maternal, vernácula. La lalengua es la lengua de antes del discurso del amo. Aborda la cuestión de la verdad a partir de este concepto, el inconsciente está hecho de la lalengua, con lo que está más allá de lo que puede comunicar el lenguaje y que puede tocar el cuerpo, al igual que el pensamiento.A partir del concepto de la lalengua, la fórmula lacaniana de “el inconsciente está estructurado como un lenguaje” toma otra dimensión.Entonces, ¿qué es el inconsciente en del Seminario 20? El inconsciente no es más que un saber indeleble depositado en lalengua, un saber que se presenta como una huella, un trazo, como una escritura de lo que fue nuestra relación originaria con la lengua materna. Debe interrogarse el Uno a nivel de la lengua. El lenguaje está hecho de lalengua, pero el inconsciente es un saber sobre lalengua, rebasando este saber mucho más de lo que puede darse cuenta en nombre de lenguaje.
Vemos aquí que la metáfora y la metonimia son operaciones del funcionamiento del lenguaje y de lalengua. Quedando el saber grabado de manera indeleble, a través de esos significantes, encarnados en lalengua, los que van a fijar algo del goce del cuerpo.
Hace surgir Lacan el amor en este seminario como suplencia de la disyunción, la que hay entre el goce y el Otro entre el hombre y la mujer, bajo la forma de la relación sexual que no cesa de no escribirse. Y es lo que le permite a Lacan definir el amor como el encuentro  con todo lo que marca en cada uno, en un cuerpo, la huella de su exilio de la relación sexual.La contingencia la encarnó en el cesa de no escribirse; por un instante al nivel del saber da la ilusión que de que la relación sexual cesa de no escribirse, ilusión que se inscribe en el destino de cada uno, por el cual durante un tiempo, lo que sería la relación sexual encuentra en el ser que habla su huella y su vía de espejismo. Allí no hay más que encuentro, encuentro en la pareja, de los síntomas, de los afectos, dando la ilusión de que la relación sexual cesa de no escribirse.El desplazamiento de la negación del cesa de no escribirse al no cesa de escribirse, pasando de  contingencia a necesidad, resultando ser el soporte del cual se ata todo amor.A partir de 1970 Lacan acentúa su “Hay lo Uno y nada más”. Ese Uno que se escribe, que cesa de no escribirse, demuestra lo que no se puede escribir, a saber, el Dos que permitiría escribir la relación, entre el Uno y el Otro sexo. Lo imposible de escribir queda demostrado a lo largo del análisis por la escritura repetida del Uno y este imposible constituye el real propio al psicoanálisis, un real diferente del de la ciencia. A partir de estos desarrollos, el fantasma, aparece como una suplencia imaginaria de lo real, es decir, de la imposibilidad de escribir la relación entre el Uno y el Otro. Para Lacan, el punto de imposible común a toda la especie humana es la pérdida de naturalidad de los sexos y, por lo tanto, la no complementariedad del hombre y la mujer, la no complementariedad soñada, que haría uno al hombre y a la mujer.
Y podríamos decir que se resuelve el planteo de lo real en RSI, que es cuando se establece lo real como insensato.¿Por qué en RSI? Porque en RSI Lacan intenta elaborar nuevas categorías que sostengan la posibilidad de un abordaje de lo real.El instrumento que Lacan encontró para hacer valer lo real del psicoanálisis en el lenguaje de su tiempo es el instrumento de la letra en lo real del inconsciente. Lo real del psicoanálisis, solo se deja atrapar en uno y en otro como un real en lo simbólico del lenguaje. Este es el descubrimiento del psicoanálisis freudiano del que Lacan hizo su invención: hay un real en el lenguaje, un real vehiculizado por el lenguaje.Lo real del psicoanálisis no es equivalente a lo real de la ciencia; se trata más bien de un real contingente, en tanto que responde a la falta de una ley natural que le de consistencia a la relación entre los sexos. Ese real que se nombra diciendo «no existe la proporción sexual», es un agujero en el saber se trata de un real que alude al sexo como ausente. La fórmula «No hay relación sexual», da cuenta de ese real imposible de verbalizar y de cifrar, un lugar vacío que da cuenta de que en el inconsciente hay algo que no se inscribe.   Lo real es siempre idéntico a sí mismo, vuelve siempre al mismo lugar hasta el punto de confundirse con él, de llevar ese lugar pegado a la suela sin poder dejarlo nunca. De ahí su valor traumático, tal como Freud lo descubrió bajo el velo del fantasma, como algo irreversible en la experiencia subjetiva y sin posibilidad de una realización simbólica, sin una imagen posible que llegue a reproducirlo también de manera fija. La sexualidad y la muerte siguen siendo los dos ejes de coordenadas mayores con los que el sujeto intenta localizar en el discurso ese agujero negro de su universo particular, aquello que no cesa de no escribirse, de no representarse en él y que llamamos lo real. Lo real es lo imposible en la medida que no puede llegar a simbolizarse ni a imaginarizarse, no cesa de no escribirse en los otros dos registros.
     Lacan afirma en el Seminario 23 El Sinthome 1976: "Yo he inventado lo que se escribe como lo real". Lo real al decir de Lacan, es pues también una invención, una invención que lleva su nombre y que además puede llegar a escribirse gracias a esa invención.     El físico alemán Werner K. Heisenberg  (1901_1976) presentó su propio modelo de átomo, renunciando a todo intento de describir el átomo como un compuesto de partículas y ondas, como era de esperar hasta ese entonces. Él describe en términos numéricos puros sin la menor traza de esquema empleando un artificio matemático denominado “matriz” para manipular sus números, desistiendo como físico de graficar sus ideas en forma convencional.En 1927 enuncia el Principio de Incertidumbre que lleva su nombre, en el que afirma la imposibilidad de realizar la medición precisa de la posición y momento lineal (cantidad de movimiento) de una partícula al mismo tiempo. Este principio va contra todas las certezas científicas sobre la naturaleza. Heisenberg obtuvo el premio Nobel de Física en 1932, calculando la inexactitud o incertidumbre. Heisenberg demostró que no nos será posible idear un método para localizar la posición de la partícula subatómica mientras no estemos dispuestos a aceptar la incertidumbre en relación con su movimiento exacto. Y, a la inversa, no hay medio de precisar el movimiento exacto de una partícula, mientras no se acepte la incertidumbre absoluta respecto a su posición exacta. Es un imposible calcular ambos datos con exactitud al mismo tiempo. El mundo moderno de la Física se funda en dos teorías principales,  la Relatividad general y la Mecánica cuántica; sin embargo ambas se resisten a ser incorporadas juntas dentro de un marco coherente y compatible.Einstein, hacía referencia a un Dios honesto que rechaza todo azar. Era su manera de oponerse a las consecuencias de la Física cuántica de Max Planck; era una tentativa de retener el discurso de la ciencia y la revelación de lo real. Se negó a aceptar las conclusiones que pudiesen llegar de un método científico tan abierto a errores relativos, enunciando así su ya conocida frase “No creo que Dios juegue a los dados con nosotros”. La Indeterminación no sólo que no representa un obstáculo para la ciencia sino significó una verdadera ayuda para los físicos, permitiendo un saber sobre el universo que resultó ser más complejo de lo que se suponía y sin embargo no por ello irracional.
En la Física subatómica donde los niveles de la materia y energía se multiplican y a partir del Principio de Incertidumbre me autorizo utilizar el La/ de la Física como el La/ de la mujer, algo escapa, algo no toda es, no es completa.Heisenberg encuentra en su principio la relación sexual que no cesa de no escribirse a partir de ese conocimiento acerca de las partículas plasmado matemáticamente por medio de su matriz, resultando para  la Física de la relatividad y la Física cuántica  también la relación sexual que no cesa de no escribirse, no cesará… aún en la ciencia Física.

 Resultado de imagen para heisenberg
   Bibliografía·         Karothy,Rolando; Curso “Los Giros en el Pensamiento de Freud y de Lacan. Incidencias Teóricas y Clínicas.
·         Lacan,Jacques; Seminario 10: La Angustia.·         Lacan,Jacques; Seminario 11: Los Cuatro Conceptos Fundamentales del Psicoanálisis.
·         Lacan,Jacques; Seminario 20: Aun.
·         R.A.Serway, J.W.Jewet; Física: Para ciencias e Ingenierías.







Share this article :

Publicar un comentario

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. DIARIO LITERARIO DIGITAL - All Rights Reserved
LETRAS OPACAS (Diario Digital Literario) .Argentina
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}width=device-width, initial-scale=1.