El héroe reticente - Capítulo 37 (Novela Policial Negra) | DIARIO LITERARIO DIGITAL

El héroe reticente - Capítulo 37 (Novela Policial Negra)

viernes, 28 de abril de 2017 0 comentarios


El policía, corrompido por su amor al dinero y las putitas caras, aceptó pero aprovechó para aumentar su tarifa. Como Heredia nunca se ensuciaba las manos directamente, la orden rebotaría por medio Departamento hasta llegar al pobre infeliz de la comisaría de Saavedra, quién tendría que poner a los ciudadanos de su barrio en riesgo o soportar la ira de “los de arriba”, ese poder sin límite y sin cara... "

 Imagen relacionada


Escrita por AQ Gimenez

Autor de



Para Diario Literario Digital



Capítulo 37

La contraofensiva de “El Zorrino”


Víctor Zorrilla tenía miedo.

¿Cómo había hecho un conejo asustado como Carlos Topo para matar a los temibles sicarios de los Macacos? ¿Quién había atacado su fábrica?

Y eso no era todo. La internación de Ágata, su juguete sexual favorito, parecía ser un incidente separado. Pero debido a eso, ya no tenía la opción de usar a la madre y a la hija como peones para controlar al marido.

Sin embargo tenía una gran ventaja. Sabía que Topo estaba vivo e intentaba asesinarlo. La solución era obvia. Tenía que hacerle creer que caía en su trampa cuando en realidad él terminaría siendo la presa.

Lo primero que hizo fue chequear cuántos hombres tenía con verdadera experiencia como pistoleros. Su organización se componía de más de cien personas. Pero la mayoría de ellos, aunque no eran ejemplos morales para la juventud, no dejaban de ser simples mensajeros, obreros o vendedores. 
De los restantes, más de la mitad estaban más familiarizados con los objetos contundentes y las facas, que con las armas de fuego.

Los que realmente sabían tirar eran sus dos guardaespaldas y otros cinco. Siete en total. Parecían más que suficientes para “quemar” a un escritorcito. 
El plan era sencillo. Lo primero era elegir el lugar de la confrontación. Eso no fue difícil. Dos de los tantos escondrijos, depósitos y aguantaderos que utilizaba, estaban uno frente al otro en el barrio de Saavedra: una casilla en el barrio Mitre y un departamento en los monoblocs de la calle Correa. Si enviaba a cinco hombres bien “enfierrados” veinticuatro horas antes, cuando llegara allí al otro día aompañado con sus dos custodios habituales, nadie sospecharía que había preparado una emboscada. Sólo quedaba una duda. ¿Cómo hacer para que  Carlos Topo se enterara de donde estaría esa noche sin resultar demasiado obvio?

Consideró distintas opciones y al final se quedó con la más simple. Normalmente cuando iba a pasar algo importante, una entrega o un ajuste de cuentas, pedía a sus contactos en la policía que, pasara lo que pasara, no aparecieran por las calles aledañas. Si, como parecía, el marido de Ágata recibía información de algún uniformado, cuando se enterara de la “zona liberada”, iría a ver si encontraba a su enemigo.

Envió a los cinco pistoleros para que se apostaran en el departamento de los monoblocs. Muy pocos sabían que era de él. Por otra parte, la casita que estaba al otro lado de la calle había sido hasta hace poco uno de los puntos de venta de droga más importantes del área, así que todos la conocían. A sus hombres les ordenó llevar comida y bebida y no salir, prender luces, ni hacer ruido. Nadie tenía que sospechar que estaban allí.

En cuanto le avisaron que habían llegado sin que nadie los viera, Zorrilla llamó al Comisario Mayor Heredia, el oficial de más alto rango dentro de su nómina. Le pidió que liberaran una zona de cinco cuadras por seis cuadras. El policía, corrompido por su amor al dinero y las putitas caras, aceptó pero aprovechó para aumentar su tarifa.

 Resultado de imagen para cara de policía corrupto


Como Heredia nunca se ensuciaba las manos directamente, la orden rebotaría por medio Departamento hasta llegar al pobre infeliz de la comisaría de Saavedra, quién tendría que poner a los ciudadanos de su barrio en riesgo o soportar la ira de “los de arriba”, ese poder sin límite y sin cara.

Resultado de imagen para comisaría comuna 12 saavedra caba

Continuará


Lee la primera parte de esta novela en: 



Para Diario Literario Digital

Una Revista Literaria Online Diferente
Share this article :

Publicar un comentario

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. DIARIO LITERARIO DIGITAL - All Rights Reserved
LETRAS OPACAS (Diario Digital Literario) .Argentina
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}width=device-width, initial-scale=1.