¿Psicoanálisis finito o infinito? Prólogo (Psicoanálisis) | DIARIO LITERARIO DIGITAL

¿Psicoanálisis finito o infinito? Prólogo (Psicoanálisis)

lunes, 26 de diciembre de 2016 1 comentarios

"... si hubiese sido por la propuesta post-freudiana, donde realicé mi primera experiencia como analizante, tal vez mi destino hubiera sido otro y no me hubiera dedicado a la praxis psicoanalítica. El despliegue de mi deseo de analista, confundido por la pulsión genital como versión final de la sexualidad en el fin del análisis, nunca hubiera podido progresar..."


Resultado de imagen para injertos linneo



Primer extracto del libro (de próxima aparición):

"¿Psicoanálisis finito ó infinito? Estallido del Universo del Discurso"


Escrito por Daniel Paola (Psicoanalista) 


Para Diario Literario Digital




Prólogo (Primeras páginas)



Elegir un primer texto para el desarrollo de este libro me envía a la circunstancia actual de mi adhesión a la propuesta del retorno a Lacan. Así como Lacan en su momento proclamó un retorno a Freud, en un psicoanálisis perdido y desgastado en la teoría de la “defensa yoica” y en la “contra-transferencia”, hoy nos amenaza la necrofagia que algunos decidieron hacer con su obra.
En el Seminario Acto Analítico Lacan comparó nuestra praxis psicoanalítica con la finalización de la conceptualización de los estoicos en el medioevo: “… cuando ya no tenían nada más que extraer de un pensamiento, entonces el psicoanálisis sufriría la necrofagia que desplazaría sus engranajes para hacerlos piezas de museo…”.  
Siempre dije que, si hubiese sido por la propuesta post-freudiana, donde realicé mi primera experiencia como analizante, tal vez mi destino hubiera sido otro y no me hubiera dedicado a la praxis psicoanalítica. El despliegue de mi deseo de analista, confundido por la pulsión genital como versión final de la sexualidad en el fin del análisis, nunca hubiera podido progresar.
Pero, en cambio, la lógica psicoanalítica propuesta por Lacan, que le es propia a su dogma y que no tiene que ser confundida con lógica matemática, me posibilitó, a la manera del encuentro con el Prometeus de Goethe, el alcance de un saber alejado del Olimpo y de los dioses para consistir en la contingencia de la falla y en la incompletud misma del ser, como pregunta sobre la sexualidad.

Resultado de imagen para Prometheus de Goethe


La lectura del escrito L´étourdit me ofreció la referencia para esclarecer un determinado sentido del retorno: “… por poco que el análisis se sustente con la chance que yo le propongo, este avance lo conserva –y lo conservará– con tantos relevos como el porvenir quiera aportar a mi palabra…”. Si Lacan plantea la palabra relevos, a la manera de una carrera de postas, nos indica que la formalización del psicoanálisis se aleja de la necrofagia para realizar un hecho de lo real con el “porvenir”.
Ahora retrocedamos un poco y hagamos referencia a un texto central del psicoanálisis, teniendo vigente un retorno a Freud. En 1927 el fin del escrito El porvenir de una ilusión concluye con esta directa apreciación: “… la labor de la ciencia queda plenamente circunscripta si la limitamos a la peculiaridad de nuestra organización…”.
La palabra organización en Freud invoca, según entiendo, a la mentalidad o a lo que denominamos realidad psíquica. Continuando con la cita, Freud escribió: “… que los resultados finales de la ciencia, precisamente por la forma en que son obtenidos, no se hayan condicionados por nuestra organización, sino también por aquello que sobre tal organización ha actuado, y, por último, que el problema de una composición del mundo sin atención a nuestro aparato anímico perceptor es una abstracción vacía sin interés práctico…”.
Por lo tanto, sería de nuestro común interés distinguir lo que se halla bajo una condición narcisista a la manera de la Eva de Twain, donde la ciencia es una condición natural, que aseverar, en cambio, que la ciencia se construye bajo los efectos de aquello que incide en la mentalidad inconsciente. De esta manera Freud propone que una abstracción sería nula si no contiene una lógica determinada de la percepción que no es la percepción misma.
Siguiendo con la última frase de El porvenir de una ilusión, Freud es terminante: “No, nuestra ciencia no es una ilusión. En cambio, sí lo sería creer que podemos obtener en otra parte cualquiera lo que ella no nos puede dar”. El psicoanálisis no representa el porvenir de un futuro guiado por la ilusión de completud, sino que, por el contrario, nos insta a considerar la ilusión como falla.

Por lo tanto, ilusos serían los que quieran encontrar en la filosofía o en la matemática la ilusión misma estructuralista devenida de una lingüística o de una gramática. Nuestra ciencia del inconsciente avanza en tanto no haya un basamento que no sea la incidencia en el cuerpo y en la mentalidad de todas esas ciencias. No habría matema sino pathema, marcando una significación devenida del falo y su pregnancia, desde la idea que sostiene al cuerpo disarmónico con el inconsciente.

Share this article :

+ comentarios + 1 comentarios

Anónimo
miércoles, 28 de diciembre de 2016, 9:47:00 GMT-3

¿Y cuál es el conflicto que usted ve entre el psicoanálisis, la filosofía y las matemáticas?... ¿Acaso usted percibe contradicciones?, aunque quizás deba preguntarle ¿Qué es la filosofía y la matemática para usted?

Publicar un comentario

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. DIARIO LITERARIO DIGITAL - All Rights Reserved
LETRAS OPACAS (Diario Digital Literario) .Argentina
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}width=device-width, initial-scale=1.