Las dos muertes del Fiscal Nisman en el ejercicio del deber (Opinión) | DIARIO LITERARIO DIGITAL

Las dos muertes del Fiscal Nisman en el ejercicio del deber (Opinión)

miércoles, 21 de diciembre de 2016 1 comentarios

Resultado de imagen para caso nisman


Las dos muertes del Fiscal Nisman en

 el ejercicio del deber


 Escrito por Lic Fernando Marcionni (Psicólogo)
Para Diario Literario Digital





Muerte según hipótesis de suicidio



Si éste fuera el caso –y sólo parecería adquirir solidez semejante hipótesis mediante el factor concurrente de la inducción- debe tenerse en cuenta que no se trataría de la acción de una persona común sino la de un experto en investigaciones criminales con plena conciencia de la cadena de causas y consecuencias que provocaría el modo de quitarse la vida, los recursos que utilizaría, la mecánica a emplearse, el escenario en el cual lo concretaría, el contexto del descubrimiento posterior del hecho, el impacto emocional sobre su grupo de afectos primario, la repercusión social y política del acto y otras consideraciones no menos relevantes que seguramente pudieran objetivarse.




Muerte según hipótesis de asesinato


Resulta de Perogrullo mencionar que si se trató de un asesinato se lo quiso disfrazar de suicidio, lo cual no es un dato a despreciar. Ello podría indicar que el responsable intentó quedar despegado o no quedar señalado o despistar la investigación para (no es sencillo encontrar otra finalidad u objeto) minimizar y no amplificar la repercusión política del hecho. De allí a sostener la hipótesis de asesinato político parece no mediar distancia alguna. Sí, en efecto, se trató de un asesinato y si el mismo hubiera estado programado, ejecutado y destinado a perjudicar al gobierno no se habría intentado disfrazarlo de suicidio sino precisamente todo lo contrario para que nadie tuviera dudas de que se trataba de un asesinato. Más aún, todo esto, siendo que las personas eventualmente involucradas en una u otra dirección resultarían ser especialistas en la tarea que implica la hipótesis de asesinato.


El árbol o el bosque


Desde nuestra modesta perspectiva la muerte del Fiscal Nisman (en cualquiera de las dos hipótesis consideradas) excede el marco específico de lo que podríamos convenir en llamar los atentados contra la comunidad israelita y la Nación Argentina acontecidos en Argentina.

La muerte del Fiscal es un problema nacional, es un problema argentino que incluye la agresión de referencia pero que se proyecta sobre un abanico más amplio de implicancias directamente ligadas a la salud de la República que podría estar también en vías de suicidarse o de ser asesinada.

No nos encontraríamos localmente -en lo que respecta a las probables causas de la muerte del Fiscal siempre según nuestro personal entender- ante un enfrentamiento, dentro de nuestras fronteras, de naciones remotas que, al parecer, tienen suficiente claridad entre ellas respecto a cuentas canceladas y a saldar de distintas latitudes.

El Fiscal Nisman estaba –quizás- parado en la punta del iceberg que no debía pisarse. Probablemente alguien le proporcionó una muestra de la lectura geográfica del mapa que estaba guardado en el depósito de cartografías que no debían mostrarse al “gran público”.

Tal vez no fuera aquel el mapa que aclaraba definitivamente el atentado a la AMIA en Argentina pero sí el diagrama que mostraba una de las rutas mediante las cuales –por ejemplo y haciendo ‘conveniente’ “pié pragmático” en aquel atentado- se pretendía ‘zafar’ coyunturalmente de alguna de las consecuencias estructurales de ‘políticas nacionales y populares’ aplicadas en el sector energético nacional.

No sería para nada extraño que quien hubiera proporcionado la hoja del nomenclador poseyera también calidad y cantidad de accidentes ‘geográficos’ orales y escritos del ‘mapamundi’ del nuevo milenio que graficaran –por ejemplo- desde las negociaciones con Evo y con Qatar a los arreglos con Chávez, a las negociaciones con Repsol, a cierta participación -'adquirida' sin dinero- de Repsol-YPF, a la intermediación de la energía importada, a las eventuales cesiones de soberanía nacional a alguna potencia extranjera, al inventario de cláusulas secretas y al universo de secretos inventariados…
Supongamos, por ejemplo, que, en consonancia con la posible existencia y actividad devastadora de una asociación apañada, permitida y originada en algún sector específico del espectro nacional se hubiera edificado en nuestro país una telaraña transversal de complicidades, conformada por actores sociales y políticos incorporados, absorbidos, integrados, captados con diversos grados de participación, responsabilidad y conciencia del aparato que pudiese así haberse conformado.

Supongamos, por ejemplo, que la posible existencia de un estado de despreocupación por el Bien Común y la ausencia de estrategias enfocadas al Interés Nacional hubieran redundado en una suerte de agonía republicana disimulada tras el montaje de una fiesta irracional del consumo, una hipócrita acción de inclusión y distribución 'clientelar', una apología del relativismo moral y una desnaturalización, ataque y transformación -no superadora- de instituciones fundamentales de La Nación, de la República y de la Democracia Real…
Si esas suposiciones resultaran ciertas parecería evidente que el Fiscal Nisman puso en estado de zozobra y alerta máxima al entramado arácnido… y ello le costó la vida, del modo indistinto en que ello hubiera sucedido.

Resultado de imagen para el arma de nisman 
Share this article :

+ comentarios + 1 comentarios

lunes, 25 de septiembre de 2017, 11:22:00 GMT-3

Excelente Fernando. Un abrazo.
G_

Publicar un comentario

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. DIARIO LITERARIO DIGITAL - All Rights Reserved
LETRAS OPACAS (Diario Digital Literario) .Argentina
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}width=device-width, initial-scale=1.