El héroe reticente - Capítulo 33 (Novela Policial Negra) | DIARIO LITERARIO DIGITAL

El héroe reticente - Capítulo 33 (Novela Policial Negra)

miércoles, 3 de agosto de 2016 0 comentarios


"Se sentía sucia, infectada por los fluidos de “El Zorrino”. Los largos baños en los que frotaba la esponja intentando cambiar su piel como una serpiente, no servían de nada. La roña permanecía en su cabeza, no en su cuerpo. Era una mina fuerte, pero lo que le había pasado mandaría sin escalas al Moyano a más de una..."




Escrita por AQ Gimenez



Para Diario Literario Digital




Capítulo 33 
Ágata recibe un regalo


Por su trabajo con la tierra y las plantas, Ágata usaba las uñas muy cortas. Hoy estaban más al ras que lo usual. En su caso “estoy tan nerviosa que me como las uñas” no era una metáfora sino una realidad.

Saber que su marido estaba en camino la llenaba de esperanza pero también de miedo. No solo por la posibilidad de que terminara herido o preso. No sabía cómo podría enfrentarlo si todo terminaba bien. Muchos dirían que no era culpable de nada. Pero ella sabía que había sido culpable de ser una estúpida a los diecinueve años. Que casi todos lo fueran a esa edad, para Ágata no era una excusa.

Se sentía sucia, infectada por los fluidos de “El Zorrino”. Los largos baños en los que frotaba la esponja intentando cambiar su piel como una serpiente, no servían de nada. La roña permanecía en su cabeza, no en su cuerpo. Era una mina fuerte, pero lo que le había pasado mandaría sin escalas al Moyano a más de una.

Si lograba tener nuevamente a Carlos en sus brazos, no tenía idea de cuál sería su reacción. Si la abrazaba y la besaba, lloraría de alegría. Si era frío  y distante, las lágrimas serían de tristeza. Y si la apartaba con asco, no podría seguir viviendo.

Estaba en el vivero devanando estas pesadillas, cuando entró un tipo que parecía borracho. Empezó a preguntar por los precios de algunas cosas, pero se notaba que quería molestar, no comprar algo. Cuando tiró una maceta al piso, haciéndola añicos y desparramando la tierra por todo el local, el matón que siempre acompañaba a Ágata dio un ominoso paso al frente. El borracho lo vio y comenzó a amenazarlo a los gritos.

Antes de que el guardaespaldas de “El Zorrino” interviniera, se abrió la puerta y apareció un policía de uniforme. Saludó a Ágata con una sacudida de su cabeza y encaró al energúmeno alcoholizado. Con palabras y empujones lo fue llevando hacia la puerta hasta hacerlo salir. El  tipo permaneció unos segundos en la vereda y después arrancó caminando hacia la avenida con una importante escora a babor.

 

El policía se acercó a la dueña del local.
—Señora—. Dijo—.Tengo que tomarle una declaración.El secuaz de Víctor Zorrilla, al ver que el policía sacaba una libreta y una birome, salió rumbo al jardín de atrás, tan rápido que pareció desmaterializarse.

Cuando el agente vio que estaban solos, sin dejar de hacerle preguntas innecesarias acerca del beodo, sacó un celular barato, se lo alcanzó guiñando un ojo y vocalizó exageradamente sin emitir una palabra, como si le hablara a un sordo: “De parte de Carlos”.

Ella lo miró fijamente, agradeció con un gesto y se guardó el telefonito en la bombacha, bien abajo.
El policía movió exageradamente los labios para transmitirle el mensaje final: “Está en vibrador”, imitando el movimiento con su mano. Era necesario que cuando su marido se comunicara no se enteraran sus custodios.

El policía terminó su falsa declaración. Saludo con una pequeña venia como los vigilantes de antes y se fue con otro guiño.
Cuando el Patovica volvió al local se sorprendió al encontrar a la habitualmente taciturna jardinera cantando una alegre salsa cubana.




Lee la primera parte de esta novela en: 


Para Diario Literario Digital

Una Revista Literaria Online Diferente

Share this article :

Publicar un comentario

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. DIARIO LITERARIO DIGITAL - All Rights Reserved
LETRAS OPACAS (Diario Digital Literario) .Argentina
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}width=device-width, initial-scale=1.