Un hallazgo memorable (Cuento) | DIARIO LITERARIO DIGITAL

Un hallazgo memorable (Cuento)

jueves, 23 de junio de 2016 0 comentarios

"Siguiendo con mi costumbre, mi voluntad imperial, y mi aburrimiento soberano.
Gozando como siempre de la maldición eterna de Nuestra Bestialidad Suprema.
Comparto con ustedes una transcripción holográfica de una sesión de la Asamblea del Universo..."




Un hallazgo memorable



Escrito por Eduardo Mizrahi 


Para Diario Literario Digital




1:27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.

1:28 Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla




1

Siguiendo con mi costumbre, mi voluntad imperial, y mi aburrimiento soberano.
Gozando como siempre de la maldición eterna de Nuestra Bestialidad Suprema.
Comparto con ustedes una transcripción holográfica de una sesión de la Asamblea del Universo.
De la época en que nuestros antepasados llegaron a creer que esa estúpida operación cerebral había cambiado para siempre los destinos de la humanidad entera.
A mí me divierte mucho y pretendo que ustedes también se diviertan.
Trata sobre el memorable hallazgo que cambió el curso de la historia universal, del inicio del fin de esa sociedad frígida y afeminada.
Como siempre, transmito telepáticamente.
Ya sé que es un procedimiento vetusto, pero eso me permite dañar a los que no estén de acuerdo conmigo ni festejen mis ocurrencias...ustedes saben que eso es parte de mi divertimento.
Y que en realidad es lo único que me importa...eso y molestarlos a ustedes.
Den gracias que me tomo la molestia de administrar este universo de mierda para que no colapsen todas las entropías y ustedes sean fagocitados por la materia oscura.
¡¡¡Desagradecidos!!!
¡¡¡Granos del culo!!!
Hoy pienso introducir una variante escatológica con la obvia intención de molestarlos más a ustedes.
Entre parte y parte del relato les haré llegar una recopilación de los eructos más potentes y las flatulencias más apestosas que mis asistentes han encontrado.
Suenan fuerte y huelen pésimo, ya lo sentirán apropiadamente.
Espero que lo disfruten, cuanto más les moleste mas satisfacción sentiré...ya ustedes me conocen de sobra.
Arranco con un pedo de mi cosecha.
Bien.
¿Qué les parece?
¿Aceptable, no?
¿Asqueroso?
Esperen a ver los que vienen...bueno. Arranco con la anécdota.
Del diario de sesiones del Parlamento Universal del año 532 de nuestra era...esa época de pelotudos operados que se creían que habían llegado a la perfección del hombre y por eso mismo no pudieron ver que lo perfecto era lo contrario (y yo su encarnación suprema.)
¡¡¡Sientan esto, imbéciles, comienzo!!!


2



1048:16 Observé con regocijo a mi discípulo. Hay placeres que debieran ser eternos.

1048:21 No es el primer emperador que ha gobernado en mi nombre, eso es totalmente cierto. Sin embargo, éste...es una maravilla.

1048:22 Satisfecho estuve con varios. Nerón, Calígula, Adolf...

1048:26 Parado con su capa fosforescente, inhalando sin cesar del más sabroso birkuzz, rodeado de esclavas encadenadas para ocuparse de las fellatios...qué más puedo pedir?

1048:32 La espera no ha sido en vano...

No es sólo que esté feliz...estoy completo.




FIN?



3

El magistrado apoyó las palmas de sus manos en el estrado.
Observó detenidamente los rostros expectantes de sus colegas...
(Todos sabían que se trataba de una sesión histórica.)
El silencio era absoluto...respiró, y dijo:
"Hoy nos es complicado comprender el extraño proceder de nuestros antecesores.
Sus cerebros funcionaban de modo diferente al nuestro.
Estoy hablando de cuando no se conocía la cirugía cerebral conformativa.
Es fácil para nosotros describirlos como animales, como presas de sentimientos indescifrables...como seres irracionales a la deriva del comportamiento.
Lo concreto es que nuestra racionalidad actual es adquirida por vía mecánica...y nos impide la comprensión de este singular fenómeno.
Cuando abandonamos nuestro planeta de origen, decidimos a la vez olvidarnos de nuestro pasado...teníamos nuestros motivos.
La construcción de una nueva humanidad debía prescindir de las tendencias belicosas e inhumanas de la organización económica, social y política de nuestros antepasados...
Que estaban condicionados por aquello que hoy nos resulta incomprensible, su modo de pensamiento.
Por consiguiente, para construir un universo sustentable, prescindimos de nuestro pasado.
Y fuimos exitosos (qué duda cabe.)
Pero hoy es imposible repetir los viejos errores, jamás tendrán lugar en nuestro cerebro tal cual ha sido modificado.
Agradezcamos a nuestros científicos por esto.
Pero todo lo que estoy describiendo ustedes ya lo saben, no pretendo ni por un instante abusar de vuestro precioso tiempo.
Vayamos a lo concreto.
El Consejo Honorífico de la Ciencia ha emitido su veredicto.
Todos sabemos que es inapelable y perfecto.
La evolución de nuestra sociedad y nuestra ciencia determina que es imposible retroceder de nuestro estadio de perfección organizativa...
Se ha cerrado una etapa, otra se abre.
Estamos finalmente en condiciones de comenzar a desarrollar las investigaciones pertinentes referidas a los extraños fenómenos que aquejaron a nuestros antecesores, sus dolencias...sus pensamientos.
Con ese fin hemos despachado una expedición a nuestro planeta de origen...su nombre es Tierra.
Sé que es la primera vez que escuchan ese nombre...entiendo el desasosiego que ha generado la información revelada.
¡No se inquieten!
Pero lo que sigue es más perturbador todavía.
Nuestro planeta de origen fue devastado por una sucesión de estallidos nucleares medianamente simultáneos (y globales) que eliminaron a la totalidad de su población en cuestión de días...o de meses.
Un porcentaje ínfimo de la misma logró sobrevivir algunos años, pero el cambio climático y los efectos residuales terminaron por definir el asunto. Muchos años después resurgió cierta vida vegetal y determinados insectos, pero hasta el día de hoy no se observan rastros de vida animal en el planeta.
Hemos investigado ruinas de ciudades, algunas relativamente populosas...no quedan seres humanos, si es posible definir a los que hicieron semejante desastre con ese planeta como pertenecientes al género humano.
Cuando analizamos los motivos de la hecatombe, tomamos en cuenta todos los aspectos.
Si bien nos es inconcebible una desidia semejante, no descartamos motivos relacionados a la impericia técnica o al sabotaje...que sería algo así como generar problemas en los sistemas operativos deliberadamente para generar algún tipo de daño que perjudique al dañado, pero beneficie a quien lo daña.
¡Silencio, por favor!
Ya sé que les resulta imposible pensar que tal conducta es posible...no pierdan de vista que estos hombres no estaban operados.
Funcionaban de otra manera.
El Concejo Honorífico de la Ciencia concluye que tal actitud (a todas luces reprobable) es posible que existiera.
Las proyecciones comportométricas hepto dimensionales proyectan un índice de probabilidad del 67,82%. Y sin embargo... creemos que el motivo fue otro..."



4

-¿Y cuál fue el motivo?







5

"Estos individuos estaban divididos en diferentes circunscripciones administrativas...determinados aspectos nos hacen sospechar que se habrían autopercibido como diferentes.
(Nosotros no entendemos el motivo.)
¿Habrán escaseado los recursos?
¿Se habrá debido a algún conflicto de intereses?
No pierdan de vista lo siguiente: aquel mundo estaba organizado en función de los sentimientos...y el desprecio por el semejante pudo haber existido. ¡Silencio, por favor!
(¡Que ahora viene lo peor!)
Creemos que esos estallidos fueron intencionales...por favor, silencio...
¡Silencio!
¡¡Silencio!!
Les ruego me dejen proseguir, con el resumen.
Gracias por vuestra comprensión.
Gracias.
Silencio.
Nuestros equipos de rastreo han intentado infructuosamente recabar algún archivo en cualquier soporte imaginable (o inimaginable) que arrojara luz sobre nuestra oscuridad cognoscitiva acerca de la cultura de este singular planeta...
Debo reconocer que (como siempre) la labor ha sido llevada a cabo con meticulosidad y rigor científico extremos...pero los resultados han sido nulos. (Nada significativo queda.)
Y sin embargo...hemos encontrado un artefacto curioso...llamativo.
Se encontraba en una construcción subterránea relativamente profunda, que evidentemente permaneció sellada durante todo este tiempo...
Es un conjunto de láminas de corteza vegetal unidas (entre sí) con algún pegamento de origen químico...
Sobre las mismas alguien ha pintarrajeado de manera artesanal una serie de caracteres que seguimos descifrando...próximamente estableceremos el significado de la totalidad del texto.
(Poco falta para terminar esa tarea.)
Si bien estamos seguros de que es un relato atribuible a diferentes narradores, lo que nos sorprende es la inverosimilitud de los sucesos narrados. Obviamente es una ficción, y de calidad y congruencia menos que mediana.
Aparece hasta el hartazgo una entidad ficticia acerca de la cual desconocemos su origen...una curiosidad interesante.
Creemos que tiene algún valor científico...especialmente considerando que es el único registro disponible de aquella extinta cultura.
En breves instantes estará a vuestro alcance la versión holográfica completa traducida a nuestro idioma.
(Sé que la van a disfrutar, es un hallazgo memorable.)
Antes de levantar la sesión, procedo a recitarles sus primeras palabras:


1:1 En el principio creó Dios los cielos y la tierra.

1:2 Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.

1:3 Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz.


Se levanta la sesión.
(Gracias)"





FIN.











Aviso legal
Toda la obra depositada en custodia en la Dirección Nacional del derecho de autor.

Número de expediente: 5189550

Fecha: 25 de agosto de 2014

Todos los derechos reservados.
Share this article :

Publicar un comentario

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. DIARIO LITERARIO DIGITAL - All Rights Reserved
LETRAS OPACAS (Diario Digital Literario) .Argentina
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}width=device-width, initial-scale=1.