Consumo problemático de sustancias (Medicina-Adicciones) | DIARIO LITERARIO DIGITAL

Consumo problemático de sustancias (Medicina-Adicciones)

martes, 29 de marzo de 2016 2 comentarios

"El consumo problemático de sustancias es uno de los mayores problemas de salud que tienen planteados la mayoría de los países del mundo, principalmente los occidentales..."


CONSUMO PROBLEMÁTICO DE SUSTANCIAS
Escrito por Dr Martín Boneo

Médico Legista




Exclusivo para Diario Literario Digital

El consumo problemático de sustancias es uno de los mayores problemas de salud que tienen planteados la mayoría de los países del mundo, principalmente los occidentales. Haciendo revisión del término ‘adicción’, proviene del latín adictum, que significa no decir, y también guarda relación con la esclavitud, en la antigua Roma cuando una persona no podía pagar sus cuentas, se entregaba a la persona como esclavo o adicto a esa persona. Hace referencia a un conjunto de trastornos psíquicos caracterizados por una necesidad compulsiva de consumo de sustancias psicotropas con alto potencial de abuso y dependencia (drogas) –que progresivamente invade todas las esferas de la vida del individuo (familia, sociedad, relaciones sociales, trabajo...)– y por un desinterés hacia conductas, experiencias y placeres alternativos que antes habían formado parte de la vida del individuo afectado, todo ello a pesar de las consecuencias extraordinariamente negativas que el consumo comporta. En las últimas décadas se han realizado grandes avances en el conocimiento de las bases neurobiológicas de la adicción, lo que ha permitido cambiar completamente la conceptualización de este trastorno, que ha evolucionado desde considerarse un vicio a contemplarse como un trastorno psicorgánico crónico que requiere tratamientos psico/médicos adecuados. Sin embargo, hay aspectos cruciales del proceso adictivo que permanecen todavía sin resolver.



Una de las peores cosas que enfrenta un adicto es el deseo intenso de consumo (craving), que constituye uno de los mayores problemas con que se enfrenta el paciente adicto desintoxicado durante la abstinencia, y otro, no menos importante, los mecanismos neurobiológicos y psicopatológicos que subyacen a las frecuentes recaídas en los hábitos tóxicos, que se presentan incluso después de mucho tiempo de abstinencia.
En la mayoría de casos, el uso de drogas no desemboca en adicción o dependencia. Efectivamente, el uso de sustancias psicoactivas por el placer que producen data de las épocas más antiguas de la civilización, pero el placer como tal forma parte sólo de los momentos iniciales de consumo de la droga. Con la exposición crónica se desarrolla dependencia, con los déficit cognitivos, emocionales y conductuales que la acompañan; sin embargo, no todos los individuos que entran en contacto con sustancias psicoactivas llegan a las fases finales de este trastorno psicopatológico. Para que la adicción se desarrolle con todas sus consecuencias deben confluir en un mismo individuo factores de vulnerabilidad previa al consumo de las sustancias y, quizá también, una configuración especial de los mecanismos neurobiológicos que induce, con facilidad, los procesos neuroadaptativos y de plasticidad neuronal característicos de la adicción. Actualmente las naciones unidas prefieren cambia el termino de adicto por el de consumidor problemático.

ADICCION-DEPENDENCIA
La adicción (incapacidad de expresar los sentimientos/ abandonado o entregado a) es una alteración de la personalidad que es una enfermedad en sí misma. Ambos términos aunque parecen no tener nada que ver en realidad resumen la profunda problemática del adicto. El individuo que sufre esta patología es un enfermo independientemente del objeto de su adicción. Es así que las adicciones pueden clasificarse de acuerdo a la complacencia social de su objeto (según la Organización Mundial de la Salud), en las bien vistas por la sociedad, las regularmente vistas por la sociedad y en las mal vistas. En el primer caso podemos nombrar la adicción al trabajo, la lectura, etc. En el segundo caso, al cigarrillo, al alcohol, al café, etc. En el último caso, a la marihuana, a la cocaína, al LSD25 etc. Hay que destacar que en todos los casos, la enfermedad de base es la incapacidad para exteriorizar sus sentimientos, sus afectos y debe recurrir a mecanismos patológicos para compensar estas falencias. Es tan enfermo el adicto al trabajo como el adicto a la cocaína, solo que al primero la sociedad no lo combate, por el contrario lo alimenta. El concepto de adicción es abarcativo con respecto al de drogadicción ya que no todo adicto es drogadicto (adicto al juego, al trabajo, etc.) y existen situaciones de patología preexistente que genera una fármacodependencia (diabetes, dislipemias, trastornos circulatorios, etc.).
El consumidor es un enfermo, que por sus características es de incumbencia de la salud mental, aunque generalmente necesitan de otras especialidades medicas, por los problemas que esto les acarrea, como ser médicos clínicos, odontólogos, etc. Con toda la problemática socio-familiar que un paciente de esas características conlleva.
El consumo problemático es una enfermedad pluricausal que necesita de un abordaje multidisciplinario (médico, psicológico, psiquiátrico, laborterápico, trabajador social, musicoterapia, acompañante terapéuticos, etc.). No se concibe hoy un tratamiento unidisciplinario para poder explicar y abordar esta problemática.
El término "droga" tiene dos sentidos: por una parte es lo que coloca o emborracha, lo que lleva a modificar la percepción  conciente; por otra parte es lo que engancha, lo que hace adicto, dependiente.
Hay sustancias que "enganchan y colocan"  (heroína y cocaína) otras que "colocan y no enganchan" (como algunos alucinógenos); por ultimo hay sustancias que "enganchan pero no colocan" como la nicotina.
"Abuso de drogas" también se utiliza con doble significado:
 Se utiliza también como juicio de valor para referirse a la ingestión de drogas en cantidades y circunstancias que se desvían de las pautas sociales o médicas de una determinada cultura.
Existen diferencias transculturales en lo que se considera abuso de drogas, que haya abuso de drogas no significa que se establezca o haya establecido dependencia.
El concepto de "uso no médico" hace referencia al uso ocasional o circunstancial para el uso de drogas para finalidades instrumentales de carácter no terapéutico. Incluye desde el uso de medicamentos para indicaciones no reconocidas hasta el consumo circunstancial de fármacos con fines de experimentación, pasando por el consumo ritual de sustancias en el marco de determinados ritos.
Hace varias décadas la OMS aconsejó la sustitución del término adicción por el concepto más preciso y con menos connotaciones negativas; dependencia, actualmente se mejoró aun mas la descripción de la problemática por el de consumidor problemático, también por dicha institución.
Lo primero debemos diferenciar el concepto de drogadependencia del de adicción. La condición de dependencia a una determinada droga no es necesariamente sinónimo de adicción, ya que por ejemplo, el diabético juvenil, depende de la insulina que se administra para vivir. Su enfermedad es la diabetes, su solución es la insulina. El cocainómano, en cambio, depende de la droga para no morir. Su enfermedad es la adicción, su solución (aunque enferma y enfermante) es la cocaína. En el primer caso la secuencia es enfermedad (diabetes juvenil) y droga (insulina). En el segundo la secuencia es a la inversa, droga y enfermedad. En Conclusión, no todo drogadependiente es adicto ni todo adicto es drogadependiente.
DEPENDENCIA
Es un trastorno conductual en el que la persona tiene disminuido el control sobre el consumo de una determinada sustancia, es un trastorno conductual adquirido, derivado del contacto previo con dicha sustancia.
Para que exista dependencia tiene que haber:
1) Administración repetitiva: (los consumos puntuales no son dependencia aunque pueden favorecer su génesis)
2) Consumo por encima del deseado: (hasta que aparezca la percepción de tener dificultades en reducirlo).
Lo característico de toda dependencia es la existencia de una compulsión o necesidad. A medida que se instala esa dependencia el consumo pasa a ser regular y el sujeto fracasa reiteradamente en el intento de cesar o reducirlo, la conducta prosigue a pesar de la aparición de los efectos adversos.
La dependencia es un fenómeno que se presenta con una enorme variabilidad individual; muchas personas consumen sustancias adictivas con moderación en forma ocasional o social, mientras que otras en cambio, tras un período breve o largo de consumo, se convierten en consumidores compulsivos.
La dependencia es un síndrome que presenta diversos grados, donde no siempre es fácil delimitar la frontera.
Los efectos biológicos aislados no son suficientes para determinar una dependencia. En su establecimiento intervienen características de la persona y del entorno en que se realiza el consumo, lo cuál es relevante al realizar el tratamiento.
Las distintas dependencias tienen muchas características en común con los circuitos neuronales y los mecanismos implicados; sin embargo cada una de ellas presenta características propias; en los patrones de consumo, en los síntomas de intoxicación y de abstinencia.La dependencia no es el único problema que pueden ocasionar las sustancias adictivas, así por ejemplo el caso del alcohol muchos de los problemas graves a los que da lugar, (accidentes de tráfico o prácticas sexuales de riesgo) se derivan del mero consumo y no se presentan exclusivamente en personas que han desarrollado un síndrome de dependencia alcohólica.
En algunas dependencias suele desarrollarse una adaptación biológica que se manifiesta con un síndrome de abstinencia o de retirada al cesar el consumo, que es conocido con el nombre de dependencia física  y no es condición necesaria ni suficiente para el desarrollo de dependencia. Así hay sustancias bajamente adictivas (como los  b - bloqueantes, nitritos o corticoides) que producen un síndrome de retirada; del mismo modo como ocurre en algunos enfermos crónicos o quirúrgicos, o recién nacidos de madres dependientes. Puede existir un síndrome de abstinencia que no se acompaña de la conducta de búsqueda característica de la dependencia.
Entre las posibles causales se encuentran:
1) La predisposición genética
2) El desencadenante psico-socio-familiar
La predisposición genética; en algunas dependencias se han identificado la presencia de factores hereditarios, por eso el poder reforzador de una sustancia no es el mismo en todas las personas, varía también según las características biológicas o psicológicas personales. La existencia de factores hereditarios se interpreta como que diversos rasgos heredables (impulsividad, predisposición a la depresión, rapidez de metabolismo hepático, etc.); son factores de riesgo o de protección frente a determinada dependencia. La identificación de factores predisponentes hereditarios (se atribuye un 30 %) no implica ausencia de riesgo en personas aparentemente menos vulnerables.
El entorno socio-familiar; es muy importante, ya que actúa como desencadenante de la alteración genética Se necesita la predisposición y el desencadenante para obtener el producto final que es el adicto. Similar situación ocurre con otras patologías tales como la úlcera gástrica o las patologías cardiacas, donde el factor desencadenante es el stress, o la dislipidemia el sedentarismo, el sobrepeso, etc. 


Share this article :

+ comentarios + 2 comentarios

domingo, 3 de abril de 2016, 4:32:00 GMT-3

Muy interesante de verdad.

lunes, 4 de abril de 2016, 17:59:00 GMT-3

Cuantas cosas creemos conocer y no las sabemos.....muy buen articulo informativo.

Publicar un comentario

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. DIARIO LITERARIO DIGITAL - All Rights Reserved
LETRAS OPACAS (Diario Digital Literario) .Argentina
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}width=device-width, initial-scale=1.