Historias Escondidas Suspicious Minds (Elvis Presley) | DIARIO LITERARIO DIGITAL

Historias Escondidas Suspicious Minds (Elvis Presley)

miércoles, 2 de septiembre de 2015 0 comentarios

"La historia secreta de Suspicious Minds de Mark James
(Popularizada por Elvis Presley)"


Revista literaria online música rock and roll


Pequeñas historias escondidas detrás de grandes canciones

Escrito por Diego Maañon

(exclusivo para Diario Literario Digital
la Revista Digital Online sincrética plural y abierta)


Hoy: “Suspicious Minds” (Mark James). Popularizada por Elvis Presley.





¿Por qué el muchacho de Tupelo decidió grabar esa ignota canción pese a que su autor no aceptó venderle sus derechos? En rigor de verdad, fue el tristemente célebre “Coronel” Parker –manager del Elvis- quien intentó registrar el tema a nombre del Rey contra el pago de unos cuantos dólares a su autor, quien se negó.

Más allá de esa negativa, Elvis se había jurado convertir esa canción en un éxito y ni siquiera la furia de su manager por el rechazo apuntado (tanta que hizo todo lo posible para convencer a Presley de que abandonara su grabación) pudo contra su voluntad. Lo que nos remite a la pregunta inicial.

La canción fue compuesta y grabada en 1968 por su autor, Mark James, sin éxito alguno. No obstante ello, James se la ofreció a Presley –quien estaba cosechando las mieles del famoso especial navideño de ese año- para que éste la grabara.




Escuchar la canción y comenzar a pensar en sus arreglos fue casi instantáneo. Y como quedara dicho, ni la férrea oposición de Parker logró disuadir al Rey. Por qué?

Fuentes por entonces cercanas al ídolo refieren que éste vio reflejada en la misma sus problemas en la relación con su entonces esposa, Priscilla Beaulieu.

Priscilla y Elvis se conocieron en una fiesta en Alemania, mientras Elvis cumplía su servicio militar (año 1959). Elvis tenía 24 años y Priscilla….14.

 

Comenzaron a frecuentarse y, naturalmente, la familia Beaulieu desaprobó la relación no obstante la fama de Elvis. Precisamente por la diferencia de edad.

Lo cierto es que Elvis, luego de haber regresado a U.S.A., nunca dejó de escribirse con Priscilla.




En 1962 logró que ella retornara –pese a que su familia continuó radicada en Alemania- haciéndose cargo de todos los gastos. La idea era que Priscilla lo visitara en Los Angeles, dado que Elvis –junto a su padre y la mujer de éste- se encontraba momentáneamente allí debido a sus compromisos cinematográficos.

Priscilla nunca más volvió a Alemania y su familia aceptó que quedara al cuidado de la de Elvis. No obstante ello, la pareja abandonó Los Angeles y se radicó en Graceland (la famosa mansión de Elvis en Memphis).

Aún antes de regresar a U.S.A. Priscilla tenía dudas sobre la sinceridad de los sentimientos de Elvis dado que, aún en Alemania, las revistas del corazón no hacían más que hablar de los romances del ídolo. Pero la insistencia de él pudo más y Priscilla accedió a vivir con Elvis.

Las mismas fuentes cuentan que Elvis la amaba sinceramente, pero no podía abandonar su mujeriego estilo de vida (heredado de su padre).

Fue así que mientras Elvis filmaba en Hollywood y mantenía un “secreto” romance con Ann Margret, Priscilla quedaba en Graceland, ya que Elvis siempre se negó a que ella lo acompañara, bajo cualquier pretexto. 

 

En 1967 se casaron (más por una cuestión formal y promocional que por un sincero deseo) y en 1968 nació su única hija.

Las continuas infidelidades de Elvis ya eran indisimulables y Priscilla vivía un verdadero calvario, desconfiando y dudando de todos y cada uno de los pasos que daba su esposo.

Ya para ese entonces se había acostumbrado al consumo de anfetaminas mezcladas con alcohol, siguiendo los pasos de su marido.

Quizá porque no veía nada anormal en su conducta (dado el modelo paterno) o porque verdaderamente creía que en cualquier momento podía terminar todas sus aventuras para entregarse a su único amor, Elvis –que era absolutamente consciente de los recelos de Priscilla y no terminaba de hacerse cargo de su responsabilidad - sintió que con “Suspicious Minds” podía expresarle a su mujer todo aquello que no se atrevía a decirle en la intimidad.

Y por eso, contra viento y marea, la grabó, convirtiéndola en un éxito absoluto y en el primer número uno que conseguía tras varios años de “ostracismo” en términos de éxito musical y comercial.

Resultado de imagen para "Suspicious Minds"


Gracias a “Suspicious Minds”, Elvis logra decirle a Priscilla que están atrapados en una trampa, de la cual él no puede salir porque la ama demasiado. Y le pregunta por qué ella no puede ver lo que le está haciendo cuando no le cree una palabra de lo que él le dice (se entiende?).

Y le espeta, a modo de sentencia: no podemos seguir juntos desconfiando el uno de otro y no podemos construir nuestros sueños sobre la desconfianza. 

Luego de esa suerte de aforismo de tarjeta para regalo y como buen zorro que era, Elvis intenta anticiparse a cualquier berrinche futuro (pero no muy lejano, parece) preguntándole a Priscilla si continuará viendo desconfianza en sus ojos si es que una vieja amiga que él conoce se da una vuelta para saludarlo. Y la reprende e intenta sensibilizarla diciéndole “ahí vamos de nuevo, preguntándome dónde estuve mientras no puedes ver que las lágrimas son reales; estoy llorando”.



(me enjugo unas lágrimas y sigo)

Vuelve a insistir con eso de que no pueden seguir juntos desconfiando el uno del otro y bla…bla…bla…, para rematarla diciéndole que debe dejar que ese amor sobreviva. Que seque las lágrimas de sus ojos y que no dejen morir algo tan bueno porque “sabes, cariño, nunca te he mentido” (qué hijo de p….!!).

Finaliza la canción repitiendo como un mantra que están atrapados en una trampa, de la cual él no puede salir porque la ama demasiado. Y preguntándole a ella –una y otra vez- por qué no puede ver lo que le está haciendo cuando no se cree ni una de las paparruchadas que él le dice.

Y la cosa terminó como tenía que terminar: Priscilla también se buscó (y consiguió) un amante.



En 1973, Priscilla y Elvis se divorciaron. Pero fueron grandes amigos hasta la muerte del Rey, en 1977.


Resultado de imagen para "Suspicious Minds"



"Suspicious Minds"

 Lyrics


We're caught in a trap
I can't walk out
Because I love you too much baby

Why can't you see
What you're doing to me
When you don't believe a word I say?

We can't go on together
With suspicious minds
And we can't build our dreams
On suspicious minds

So, if an old friend I know
Drops by to say hello
Would I still see suspicion in your eyes?

Here we go again
Asking where I've been
You can't see these tears are real
I'm crying

We can't go on together
With suspicious minds
And we can't build our dreams
On suspicious minds

Oh let our love survive
Or dry the tears from your eyes
Let's don't let a good thing die

When honey, you know
I've never lied to you
Mmm yeah, yeah




Share this article :

Publicar un comentario

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. DIARIO LITERARIO DIGITAL - All Rights Reserved
LETRAS OPACAS (Diario Digital Literario) .Argentina
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}width=device-width, initial-scale=1.