Restos abandonados en la heladera (Cocina de supervivencia) | DIARIO LITERARIO DIGITAL

Restos abandonados en la heladera (Cocina de supervivencia)

jueves, 27 de agosto de 2015 0 comentarios



"A veces, cuando uno tiene hambre, abrir la puerta de la heladera tiene más suspenso que un capítulo de True Detective"






Escrito por ARMANDO DI JULIO

CHEF INTERNACIONAL


EXCLUSIVO DIARIO LITERARIO DIGITAL 

"Ante el avance de la entropía todo se transforma”





Debido al aluvión de consultas de miles de lectores de "Letras Opacas” me encuentro en la obligación de ver la singularidad en algunas (no todas, claro) comidas o productos que no alcanzamos a utilizar de distintos menúes y quedan olvidadas en un rincón de la heladera como un pobre objeto sin identidad.

A veces, cuando uno tiene hambre, abrir la puerta de la heladera tiene más suspenso que un capítulo de True Detective. 
¿Qué podemos encontrar?

Lo que sobró del puchero, papas, zanahoria, carne, verduras hervidas.
Asado, fideos, arroz, esto solo por dar algún nombre de lo mas común para presentar en su segunda jornada en la mesa.



Ya sabemos que en la cocina nada se tira porque puede ser reconstituido alegremente.

Veamos algunas variables: arroz blanco, agregar ajo y perejil picados, dos huevos, una cucharada de harina, mezclar, salpimentar, con una cuchara formar tortuguitas y freír en aceite bien caliente.






Zapallo: calentar en microondas, pisar y realizar un puré bien liso, agregar tres cucharadas de harina leudante, dos huevos, tres cucharadas de azúcar, perfumar con vainilla, formar bolitas con una cucharita y empanar con coco rallado, freír en aceite bien caliente, servir en una bandeja y decorar con hilos de dulce de leche (manjar blanco o dulce de cajeta, según el país)




Con las verduras hervidas como acelga, puerro apio o espinaca, picamos chiquitas, agregamos cebolla brunoise rehogada, sal y una cucharada de harina, con esa preparación hacemos torrejas fritas o una tortilla.


La segunda variante para estos productos es hacer una suculenta terrina tricolor.

Mezclar el arroz con queso blanco y perejil picado, salpimentar y agregar un poco de gelatina sin sabor hidratada y caliente, con el zapallo hacer puré, agregar ciboulete y huevo duro picado, un poco de gelatina sin sabor, integrar bien.


Las verduras se pican bien, les agrega cebolla rehogada en aceite, queso provolone rallado y gelatina sin sabor. 


En un molde de budín inglés forrado con papel film verter el zapallo bien distribuido, encima las verduras y por último el arroz, cerrar el papel y llevar un par de horas a la heladera.


Desmoldar en una bandeja ayudándose con el film. Tendrás una terrina saludable y divertida, ideal para quienes no comen carne.





Servir una buena porción con ensalada de zanahoria rallada y choclos.

Con el asado que sobró, aún los pedazos menos tiernos, podemos reutilizarlo en una salsa, cortando en trocitos pequeños y dejando hervir por una hora ¡Super rico!


Otra opción es cortar en láminas finas y chicas, condimentar con orégano, ají molido, aceite de oliva, y vinagre de manzana, agregar aceitunas y trocitos de queso sardo, macerar para picar antes de la comida con un buen vaso de Moscato ¡Salud!


 


Fideos blancos, como hacia mi abuela y sigue haciendo mi suegra ¡Una buena tortilla!


Corte un poco si son largos, agregue cebolla rehogada, perejil picado, orégano, de dos a cuatro huevos según la cantidad y en sartén mojado en aceite cocine de ambos lados, tire la tortilla al aire para dar vuelta ¡no sea gallina, que el mundo, y la tortilla, es de los audaces! 





EXCLUSIVO DIARIO LITERARIO DIGITAL
Share this article :

Publicar un comentario

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. DIARIO LITERARIO DIGITAL - All Rights Reserved
LETRAS OPACAS (Diario Digital Literario) .Argentina
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}width=device-width, initial-scale=1.