Heterogeneidad en la escuela (Psicología) | DIARIO LITERARIO DIGITAL

Heterogeneidad en la escuela (Psicología)

jueves, 13 de agosto de 2015 0 comentarios

"Se dice que los niños son el futuro, ¿Con el objetivo de ser igualados o teniendo la igualdad como punto de partida, con las mismas oportunidades?"





Escrito por Lic. M. Sol Gimenez

Para Diario Literario Digital






Según Platón El ritmo es la ordenación del movimiento. 

¿Qué estilo de música florece de un único ritmo esperable por la escuela? 

La Institución Escolar imprime en el niño marcas que dirigen en parte su destino. El lugar obtenido en el aula tendrá relación con el grado de adaptación a los ritmos y hábitos propuestos por la escuela. 

La adaptación debe ser del alumno hacia la escuela, la diversidad debe homogeneizarse para alcanzar un fin común: ¨igualdad de oportunidades¨ para todos. Permanecer es símil a despojarse del ritmo propio a razón de uno común. Para ello debe disponer o forzar la buena voluntad para cumplir las expectativas puestas en el alumno. Quien deberá dejarse construir por, o co-construir con. 

Se dice que los niños son el futuro, ¿Con el objetivo de ser igualados o teniendo la igualdad como punto de partida, con las mismas oportunidades? El rumbo que los guiara hacia el éxito dentro de la escuela dependerá en gran parte de que el oficio del alumno este homologado a la propuesta escolar ofrecida, para que este pueda convertirse en un ¨ciudadano cliché¨. 




Ser diferente, dentro del aula, lo etiquetará como desigual. La enseñanza tradicional indicaría las disposiciones para cada niño sin proponer oportunidades homogéneas para todos, en un ámbito donde se habla del diferente, se lo señala pero no se le da la palabra. Se critica al sujeto, su conducta, su incapacidad de ajustarse a los ritmos exigidos por la escuela, pero la mirada no se instala en las prácticas, las metodologías de enseñanza. 

El modelo escolar común, con los mismos contenidos y formato, no incursiona en lo homogéneo. Al clasificar y calificar, según el merito individual de cada alumno, divide a la vez que cohesiona. La educación para ¨todos¨ pierde consistencia al tratar de considerar la incursión de niños especiales en una escuela común, con la enseñanza tradicional. Siendo que el problema tal vez, según G. Diker: radique en esta ilusión de completud… que no deja afuera a nada ni a nadie… esa pretensión de mostrar como un universal completo lo que esta en la base del mecanismo de exclusión. 


Lo utópico hoy de esta supuesta igualdad en el aula se observa en las entrevistas tomadas: ¨la escuela tiene un proyecto de integración escolar,… uno por ciclo… un chico que tiene asperger, está más susceptible a veces y salimos un rato del aula, buscamos un lugar más tranquilo¨. ¨El colegio… integra alumnos con discapacidades educativas especiales y por esto no tenemos ninguna consideración o ayuda por parte del estado... no dejan que esté la maestra integradora trabajando en el aula con él.¨


 ¿De qué manera se puede esperar una misma actuación dentro del aula cuando las representaciones adjudicadas al niño conllevan marcas que limitan la exploración de su identidad? Esta idea de universal común deja de lado el particularismo, los cambios, la historia, el presente. En búsqueda de un todo que se adapte a una forma única, sin posibilidad de introducir modificaciones a lo inexorable. 


Para tener una posibilidad de desarticular las profecías del fracaso escolar, al tratar de instalar un modo universal a un ser individual, es preciso según G. Frigerio, tomar conciencia, ya que podemos influir en el desarrollo de los acontecimientos y sujetos. Anticiparse en la educación ya que de este modo otro mundo puede advenir. De esta manera lo homogéneo y lo heterogéneo vistos de un modo dialéctico pueden advertir nuevas formas de representar lo diverso desde una base posible donde se permita proliferar subjetividades, dando lugar a lo creativo, lo espontáneo, lo compartido. 







Que un niño con capacidades diferentes, pobre o con ritmos más lentos o mas rápidos que la mayoría para aprender, pueda acceder a las mismas herramientas para enriquecerse, desde la interacción donde el decir sea posible y no limitado a lo ¨posible de decir¨ en el aula. 


Dentro del aparato escolar se pone en juego una lucha, respectiva al rol esperado y cumplido, entre los diferentes actores. Depositándose en el niño las causas y consecuencias del rol que debería cumplir, para estar dentro de la educación ¨homogénea¨ ofrecida en el aula. Él debe adaptarse, o quedara a un lado, fuera de la norma, de la mirada normal. 


Se establece una única dinámica esperable en el aula donde ¨es el alumno quien debe trabajar sobre sus dificultades y trabajos, pues es él quien porta un retraso o déficit que debe compensar para aprender con los otros y en las formas y ritmos previstos por la escuela¨. 







Desde la mirada tradicional el foco de los problemas de aprendizaje radica en los niños que ¨no implementan hábitos, rutinas y no saben esperar los chicos, les cuesta prestar tanto tiempo atención… todo tiene que ser rápido y les cuesta organizarse, estar tranquilos¨. Si en vez de esperar del niño un rol especifico se promoviera la transformación enriquecedora junto al niño, en un proceso dinámico entre todos, que promueva la identidad propia y la creatividad ¿No daría cuenta de un homogéneo punto de partida donde lo heterogéneo tendría lugar sin esforzarse por encajar? 







Tal vez de esta manera los otros participantes, padres, maestros, directivos, etc. tendrían que evaluar sus prácticas, co-construir para buscar un cambio en conjunto, pudiendo integrar al niño como sujeto activo. Donde la pregunta gane peso al responder, donde las potencialidades sean a desarrollar y no profetizadas, y los problemas de aprendizaje no se justifiquen por la mala predisposición de los niños sino en la des-naturalización de metodologías inapelables. 


De las entrevistas realizadas a la maestra y a la directora se puede dar cuenta de la dificultad de desmontar esta modalidad ya que infieren los problemas de aprendizaje porque los ¨… nenes… se distraen,…no hacen su tarea,… está el que vuela, el que no está organizado, el que pierde las cosas… el que le cuesta estudiar, el que entiende que hay que estudiar, el que te dice: ¡pero no me entra! ¡Yo practiqué!, pero cuando hace la evaluación, no pude resolver¨. ¨… es un buen alumno, el que responde a todo los contenidos y está el que responde más o menos a los contenidos, pero es un muy buen alumno porque tiene capacidad de escucha, porque se mata aunque no le salga una… 






Es un mal alumno el que a pesar de sacarse 10 tiene el tupé de revolear el cuaderno sobre el escritorio… Ahora en el boletín se agregó a la nota conceptual la conducta como norma adecuada para convivir con el otro¨. Desde las entrevistas se puede observar un eje común que las entrelaza al cambio en los ritmos de los niños. Los cuales parecen variar de la idea construida de ritmo que debe tener un niño en la escuela. 



El problema recae en el chico no en las prácticas. ¡Qué interesante seria si se buscasen dentro del cambio actitudes activas de difusión de lo heterogéneo para promocionar nuevas oportunidades del crecimiento! 


De esta manera se podrá conocer cada vez mas lo que sucede y junto a quien. Desde el dialogo, la cooperación y la negociación que enriquecen el desarrollo de los niños. Ya que si no se limitan las herramientas o el espacio al niño para producir en conjunto, no habrá ritmos lentos o veloces de aprendizaje. 


Solucionar problemas grupalmente, con metodologías dinámicas, posibilitando una actitud activa del niño, daría lugar a diferentes ritmos de aprendizaje que ¨se escucharían en sintonía¨.



Share this article :

Publicar un comentario

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. DIARIO LITERARIO DIGITAL - All Rights Reserved
LETRAS OPACAS (Diario Digital Literario) .Argentina
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}width=device-width, initial-scale=1.