Una política en joda (filosofía) | DIARIO LITERARIO DIGITAL

Una política en joda (filosofía)

jueves, 4 de junio de 2015 0 comentarios

"La política argentina, el mutante de los mil rostros"



Escrito por Lic Ramón D. Peralta

COLUMNA DE OPINIÓN





Uno, que es un vulgar y pedestre ciudadano, lleno de ilusiones, esperanzas, fetiches e idealizaciones, deposita -tal si fuese algo propio de la naturaleza -, en determinado político; esperanzas y simbolizaciones que, la experiencia  y la razón pura jamás harían.  Los argentinos somos tan paganos como irracionales.  

Cuando era adolescente, esas nunca fundadas suscripciones se polarizaban entre radicales y peronistas (el resto de los partidos, eran pequeñas subpartículas que no llenaban una cabina telefónica). 


La evolución del peronismo llevó a que, la división se simplificara notoriamente para, finalmente, separar la sociedad vernácula entre peronistas y antiperonistas, así de simple. 

Con el devenir, tan grande fue el tamaño que adquirió el movimiento peronista que, terminó escindiéndose primero en forma de mitosis, para luego adquirir visos de meiosis. 


A partir de los 90`, la política argentina comenzaba un proceso ininterrumpido de metástasis que, condenó a nuestra sociedad al patinaje artístico respecto de los otrora ideales políticos. 

Hoy, nada más idealizado que el término "ideales políticos", algo que pasó de la abstracción al terreno de la fantasía.


¿Qué significa el radicalismo en el aquí y ahora? ¿Qué representa el peronismo? ¿Qué es el socialismo que se vende o promociona por estos días? ¿Quién es de derecha o izquierda? ¿Quién es quién y qué?. 

La noticia de estas últimas horas desde lo político, es la negociación que estarían llevando adelante los "cónsules" del Frente Renovador ante los "emires" del PRO.      


La intención de Sergio Massa de llegar a un acuerdo con Mauricio Macri lo llevó ayer al municipio de Malvinas Argentinas donde se reunió durante largas horas con el intendente Jesús Cariglino. Allí, el candidato a presidente del Frente Renovador y el jefe comunal, quien dejó el massismo para tejer una alianza con el PRO, buscaron reabrir las negociaciones con Macri, a una semana de que se cierre la posibilidad de presentar alianzas en la carrera electoral.

“La gente nos pide unirnos para que Mauricio sea candidato a presidente y Sergio a gobernador de la provincia de Buenos Aires”, dijo Cariglino al diario  Perfil (en referencia a la citada reunión).


Pero antes que eso, los éxodos y migraciones hacia un lado y otro resultaron hasta neuróticos. Desde los capitanes hasta los dragoneantes del Frente Renovador de Massa, comenzaron a huir rumbo al FPV, algunos; y al PRO, los otros. Los roedores, que abandonan el barco antes que salga a navegar. 

Esa sórdida sensación, ese amargo sabor, esa consustancial sospecha de que, en realidad todos los políticos son la misma cosa, me llena de hastío. Cualquiera puede ser radical K, radical PRO, radical FAP, ergo radical todoterreno. Pero los peronistas también pueden ser cualquier cosa, de hecho lo son. 


Ningún carnet de membresía partidaria garantiza pertenencia. Hoy entre un liberal y un socialista, solo hay una logorreica retórica de distancia, que de ninguna manera los exonera del riesgo de llegar a ser aliados el día de mañana. 




El peronismo fue una cosa en los 40 y 50, otra en los 70, y obviamente, en los 90` asume la fisonomía de su propia antimateria, para luego del 2002, volver a transfigurarse hasta convertirse en éste consagrado mutante que, irónicamente denominamos "modelo k". 

La palabra "modelo" en Argentina gira en el sentido de la "voluntad de poder", entendido como el concepto mas identitario de dominación, pero que, de ninguna manera describe una linea homogénea de misiones, prioridades y metodologías. 




La praxis política, se ha transformado en una consecución de espamos hipertextuales, producto de las necesidades proselitistas de la coyuntura. El norte siempre es la acumulación de poder, lo demás poco importa, o bien, siempre está supeditado a lo anterior. 

Lo más tragicómico lo ofrece el kirchnerismo, quién tiene en su principal candidato a su peor enemigo. Scioli se llama el oxímoron de un caudillismo que teme por su supervivencia. 

En síntesis, hoy todo es caudillismo. ¿Para qué nos amenazan con volver a los noventa si nuestra política parece haber regresado al siglo XIX? 

Es muy divertido ver y escuchar, acaloradas discusiones entre dirigentes y funcionarios políticos rivales, para terminar viéndoles al poco tiempo como aliados. Es todo tan pragmático, que no me extrañaría ver en un futuro no tan lejano a Macri y Cristina integrando un mismo "proyecto político". 


La "política es el arte de lo posible", pero en ningún otro lugar del mundo esas posibilidades disfrutan de tanto espacio, dinamismo e incertidumbre. 

¿Tiene realmente sentido discutir sobre política, cuando nadie sabe quién es quién ni qué o lo que será?

Buen día.     
Share this article :

Publicar un comentario

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. DIARIO LITERARIO DIGITAL - All Rights Reserved
LETRAS OPACAS (Diario Digital Literario) .Argentina
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}width=device-width, initial-scale=1.