Socorro, un filósofo (Parodia) | DIARIO LITERARIO DIGITAL

Socorro, un filósofo (Parodia)

martes, 30 de junio de 2015 0 comentarios

"No hay filosofía más útil que aquella que no existe"




Escrito por Lic Ramón D. Peralta

(Exclusivo para Diario Literario Digital)


diario literario digital



Los problemas fundamentales de la Filosofía



Anteayer en un foro, una persona imbuida de los típicos atributos del sabelotodo todoterreno, me dijo en un tono que pretendió ser peyorativo "La filosofía no es más que un acto de masturbación intelectual". Y aunque ella aparentaba estar muy enojada, me dije ¡Claro que si, eso es la filosofía para mi, mera masturbación!. Todos los días se aprende algo nuevo; los clichés en manos del profano nos acechan, sin embargo ¿No hay una cierta sobrenatural genialidad en todo eso?...

Muchos colegas suelen dividir sus debates en categorías diglósicas y noológicas completamente antagónicas y tajantes: las "académicas o intelectuales" vs las "domésticas o de cabotaje". En éste trabajo me referiré a uno de los tópicos de la segunda, lo realmente "revelador".  


diario literario digital

Uno de los temas más recurrentes en esos debates filosóficos de café con leche, medias lunas y bola ocho practicado entre filósofos es ¿Por qué es tan difícil hacer entender la filosofía entre la gente común? (arrancando de entrada con un indisimulado sentido de elitismo). 

Tal vez la pregunta debería ser ¿Por qué me cuesta tanto darme a entender? (y punto). Y es paradigmático, porque uno de los problemas más frecuentes que tenemos quienes estudiamos y trabajamos de esto, es poder decir soy filósofo ante un grupo cualquiera de personas, sin que se entienda como sinónimo de fanfarronería, ostentación o todo lo contrario, inmisericorde descrédito.



El asunto es dónde lo dices, cómo lo dices y en qué momento de la charla lo introduces. Porque en mi casa, por ejemplo, mi esposa se suele avergonzar cada vez que una amiga le pregunta: 

-- ¿De qué trabaja tu marido?... 

-- ¡Filósofo! (en mi familia es sinónimo de vagancia e inutilidad). 

Pero en la segunda pregunta de esa misma amiga:

-- ¿Es docente? 

--  ¡No, escritor! (y aquí es donde se termina de descomponer el cuadro). 

Luego esa amiga le comenta a su marido

--  ¡Pobre Marcela, tiene que mantener a su marido!




Osea que para mis cercanos, ser filósofo y escritor, está justo en el medio que media entre la media de la marginalidad y la media de la delincuencia. Todo a medias.  

¿Suena complicado? Y todo en la vida de un filósofo lo es, porque cuando cambia el ámbito, decir tu profesión ante sujetos desconocidos o en vías de desconocer, pasa mágicamente a ser otra cosa en otra dimensión. 

Porque la enorme mayoría de la gente preserva una homérica idealización ergo fuerte simbolización del término "filósofo", fetiche que se ubica (por reflejo) muy próximo al de Dios, Mesías o Profeta. 


diario literario digital

Decir soy Licenciado o Doctor en Filosofía no cambia demasiado la iconografía, ni te redime del sopapo. Lo mejor es no decir nada, porque de decirlo en medio de un debate con desconocidos, lo más probable es que te degraden ipso facto a "no filósofo", como juiciosa manera de bajarte a la tierra de un hondazo (... ¿Estáis loco? acá no se admiten "sabios"). 

Incluso cuando te mofas de tu condición de filósofo (como vago charlatán), ellos entienden que te jactas de erudito. Otro inmaculado error, no lo hagas, la autocrítica también es interpretada como petulancia en aquellos que no saben de autocrítica.



En cambio, en ese mismo grupo nadie se ofuscará porque alguien se identifique como mecánico, tornero, arquitecto, abogado, camionero o médico. Incluso un astronauta es más permeable a la aceptación popular. Al fin y al cabo, filósofo solo es aquel que estudió más que un tornero y que gana menos que un camionero. 

Yo suelo indignarme ante aquellos debates que se dan por obra y gracia de mi imprudencia, en  torno a comentarios logorreicos realizados sobre las sinopsis de mis ensayos publicados en internet (no hay excusas, publico en cualquier lado). 


diario literario digital

Es decir, me angustia que no me lean. Los renjifos, que son aquellos que no saben escribir pero escriben (hoy hegemónicos en la web), se destacan por ser activos lectores de si mismos y ser dueños de una sólida cultura edificada en base a la prolija lectura de solo títulos. Pretender hacerles leer todo un ensayo, es para idealistas (hechos y maltrechos). 


Debatir con otro filósofo no es agradable, pero hacerlo con un renjifo es simplemente imposible. Son pláticas que nos enriquecen en pérdida de tiempo. Y recuerda, no importa cuan filosófico sea tu texto, el renjifo siempre sabrá más que vosotros; cosa que os harán saber desde la primer oración con la delicadeza de un barrabrava de fútbol narcotizado. 


  

Cierta novia que supe tener en antaño, me presentó a su padre... 

-- ¿A qué te dedicas? (me preguntó antes de saludarme) 

-- Me dedico a la filosofía  

-- ¡No hombre, me refiero a si estudias o trabajas!   

La vieja dijo una vez: "las cosas importantes de la vida, se resumen en tres palabras: salud, dinero y amor". 

La filosofía, ha sido lucha vaga e infructuosa por refutar algo tan simple como vigente, sin haber hallado hasta ahora, algo más eficiente para poner en su lugar cuando de lo cotidiano y perceptible hablamos.


diario literario digital



Facebook, Twitter o Blogger son la otrora chusma oficial del barrio. En ella, uno deposita los secretos de la intimidad que demandan trascendencia. Nadie parece querer cargar con semejante peso en soledad. Para aquellas cosas que realmente me conmueven, como la belleza de esos hermosos acordes profanando la nostalgia y melancolía de una mente sitiada por los más enigmáticos sentimientos; la literatura filosófica se declara incompetente. 



Nada más inútil que la filosofía expuesta públicamente cuando disfruto de mis emociones. Lamentablemente, mi felicidad "masturbatoria" no resulta de interés literario. 




Diario literario digital



Y si bien Pitágoras, 2.500 años atrás definió a la filosofía "No como sabiduría, sino como una aspiración de aproximación", esto no parece haber llegado todavía al reino medio del renjifo. No obstante, sería tremendamente injusto no admitir que me divierto con ellos.

En realidad me gusta todo (lo que no tenga que ver conmigo). A veces camino despacio, en otras, camino lento; no me gusta caminar. Me desagrada mucho de donde vengo y abomino adonde tengo que ir ¿Para qué me visto tan rápido?

Saco cuentas que siempre dan, nunca me da. Ya no discuto con nadie, conozco el final. Estudio constantemente para no saber nada, me gusta ostentar estando solo. Intento filosofar en pos de encontrarle explicaciones a cosas que ni a mi me importan. 

Trabajar para ganarse el derecho a descansar ¿Por qué no descansar por obligación?. De vez en cuando me embriago, no quiero olvidarme lo mucho que me aburre la lucidez. 
¿Por qué en facebook se nota tanto cuando estamos al pedo?. Tuve que restringir el acceso a mi muro (Facebook), ahora solo puede ingresar la gente que no conozco. 

Me siento orgulloso sobre lo que soy, porque otra no me queda. La depresión también me aburre. Decidí ser ensayista, porque mi vida es un ensayo. 

Estoy convencido que es sumamente reduccionista afirmar que la gente que me rodea es una mierda - la mierda es algo mucho más sofisticado. 

Siempre me gustaron las mujeres que cobran por sexo, nunca tuve una relación mas honesta.
Frecuentemente sufro de pánico literario, lo cual festejan los inocentes lectores que entran accidentalmente a éste... (no se cómo llamarlo)
Moraleja; sea porque os conocen o desconocen, trata de que el mundo ignore que eres filósofo, porque eso es muy filosófico. 

La próxima vez que pregunten ¿a qué os dedicas?, pues...  ¡Al onanismo!


Exclusivo para DIARIO LITERARIO DIGITAL

  
Share this article :

Publicar un comentario

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. DIARIO LITERARIO DIGITAL - All Rights Reserved
LETRAS OPACAS (Diario Digital Literario) .Argentina
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}width=device-width, initial-scale=1.