Hoy más que nunca (prosa) | DIARIO LITERARIO DIGITAL

Hoy más que nunca (prosa)

martes, 9 de junio de 2015 0 comentarios

¿Pueden existir errores que nos confinen a la muerte en vida?





Escrito por Lic Ramón D. Peralta

EJERCICIO LITERARIO


Poema lírico en prosa


Es verdad que las palabras no pueden atrapar el movimiento de la vida; las olas que nunca terminan de llegar, el latido del corazón herido y esperanzado, la nostalgia de quien soy pero ya no soy, de lo que fue pero sigue siendo; el adiós del que has despedido sin despedir ¿Cómo explicar lo que sentí al dejarte sin dejarte? 

La palabra no puede hacerle justicia a lo que siento, porque no pueden contenerme ni contenerse. Pertenezco a esa dimensión llamada al silencio; condenado a amar eternamente a la misma mujer que ha abandonado. Hay castigos que Fausto ni el Dante han imaginado, y aún sigo adentro.  


He construido varias historias de mi mismo sobre la pesquisa de la idea, excomulgando el cáliz del misterio, distorsionando los momentos de singularidad, encumbrando lo efímero; expurgando la hazaña de lograr todo en el vacío... duplicando caminos sin sentidos. 





Reniego de la encrucijada, sin los caprichos de la negación y regresión debería haber podido olvidarla. Siéntome atrapado ante el amargo color del pasado; festejo la canónica paradoja y embriágome de miedo. 

 
Quizás un hombre sin fuerzas habría preferido agarrarse a lo inmutable como realidad última, yo soy más débil que eso. Cierro los ojos para huir de mi mismo y su imagen siempre me embosca al encuentro. 


Soy aquel que lucha sin luchar para que la vida se detenga, profanando reminiscencias que, tal como Tántalo, se hallan maldecidas para que los instantes se desvanezcan cada vez que deseo atraparlos y encontrarme.
Mi infierno se ha escrito con lápiz de labio, y cualquier intento por comprender mi mundo es un acto artificial que falsea lo invisible. 

En el orden de mis cosas, la ansiedad se siente diosa; y ante mis ansias de certeza yacen sigilosas las torpezas del lenguaje. Mis ilusiones aún buscan un futuro que ya no existe, mientras las emociones estrofan inspiradas en las musas del desastre.    

Muchas veces intenté llamarte sin llamarte, muchas veces he llorado solo. Y he calcado en cada lágrima el recuerdo de desearte, de miraos, de escucharos, de abrazarte.
El castigo es merecido, hoy más que nunca tengo ganas de besarte... ¡Feliz cumpleaños mi amor!   

   
Share this article :

Publicar un comentario

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. DIARIO LITERARIO DIGITAL - All Rights Reserved
LETRAS OPACAS (Diario Digital Literario) .Argentina
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}width=device-width, initial-scale=1.