Historias escondidas The Who | DIARIO LITERARIO DIGITAL

Historias escondidas The Who

lunes, 8 de junio de 2015 1 comentarios

"La historia secreta de I can't explain (The Who)



Escrito por Diego Maañon




¿Se acuerdan del chico que rompía las guitarras? Sí. Definitivamente. Cómo olvidar al gran Pete Townshend,  alma mater de The Who? Impecable grupo inglés que, tomando como referencia estilística a los Beatles y al rhythm & blues norteamericano, en forma relativamente rápida se entremezcló en el ambiente “mod” británico siguiendo atentamente los pasos de los Kinks,  a quienes llegaron a superar ampliamente.



Banda imprescindible a la hora de hablar del movimiento rock inglés de la década del 60 (y que se coloca, al menos a juicio de quien les habla -o escribe- un escalón por encima de los Rolling Stones) y que tuvo su paso por la psicodelia (a partir de 1967) para finalizar consolidándose como definitivamente rockera  a comienzos de la década del 70Pero volvamos al viejo Pete (al guitarrista, obvio).Antes de convertirse en eximio ejecutante de guitarra, en compositor infalible y  en cerebro de las magistrales óperas-rock de la banda (empezando por la mini-ópera “A quick one while he´s  away” de 1966, siguiendo con “Rael” de 1967, luego “Tommy” de 1969 –que llegó a ser película en 1975, bajo la batuta de Ken Russell- y finalizando con “Quadrophenia”, de 1973 –llevada al cine en 1979, con el debut  cinematográfico de Sting-) el narigón Pete era un muchacho bastante acomplejado con su aspecto físico.Dicen algunos que dichas preocupaciones y su incipiente ambición de trascender artísticamente fueron los motivos que lo terminaron de decidir por convertirse en músico.Antes de unirse (junto con su amigo  John Entwistle)  a The Detours (donde ya tocaba Roger Daltrey) para luego formar The Who en 1964 incorporando al baterista Keith Moon...





...Pete era promisorio guitarrista.Estamos hablando de fines de la década del 50 y principios de la del 60.Probablemente por sus dificultades para relacionarse con los demás jóvenes debido a lo acomplejado que se sentía por su aspecto físico, Pete se dedicó a cultivar su gusto por la guitarra en un estilo no tan virtuoso como potente.Solía practicar diariamente con su guitarra a un volumen tolerado en su casa solamente porque provenía de una familia de músicos habituada a ese tipo de experiencias. Y tolerada por los vecinos por costumbre, dado que ya estaban habituados a ese batifondo desde hacía un tiempo.Cierta noche y mientras ensayaba pudo advertir que debajo de la ventana de su cuarto y apenas iluminada por la pálida y tenue luz del alumbrado público, se recortaba una figura femenina. Una presencia casi invisible que lo acompañó esa noche y todas las que practicaba con su instrumento.La misteriosa dama se ubicada siempre en el mismo lugar, a poco que Pete comenzaba con los ensayos y permanecía prácticamente inmóvil hasta el último acorde nocturno.Y Pete experimentó, por primera vez, una sensación muy parecida al éxito. Tenía una admiradora!!Cierta noche, Pete decidió interrumpir los ensayos y bajar rápidamente para poder alcanzar a su misteriosa fan y conocerla.
Lo logró no sin cierto esfuerzo ya que, ni bien dejó de tocar, la misteriosa dama abandonó su posición para cruzar la calle.Fue así que Pete pudo conocer a Cybill, su pelirroja y morruda admiradora nocturna.



Durante los siguientes meses se repitió la ceremonia del ensayo presenciado en exclusividad por Cybill, quien era tan tímida como Pete y nunca aceptó su invitación para verlo ensayar en su casa.Según se comentó por aquélla época en el barrio y de acuerdo a las versiones recogidas de sus amigos de ese entonces,  la curiosa relación con Cybill comenzó a modificar ciertas conductas en Pete. Ya no era el joven retraído y falto de confianza de antes. Ahora se sentía mucho más seguro de sí mismo y dicha confianza comenzó a verse reflejada en su ejecución de la guitarra y, sobre todo, en sus composiciones.No podemos saber si fue exactamente amor, pero no cabe la menor duda que la relación con Cybill, si bien bastante curiosa, cambió definitivamente la vida de Pete. Y fue precisamente en ella en quien pensaba cuando compuso ese exitazo que es “I can’t explain”, lanzado a principios de enero de 1965, con The Who ya definitivamente formado.En dicha canción, Pete imagina un diálogo con la escurridiza y rechoncha pelirroja, a quien le dice que tiene un sentimiento dentro suyo que no puede explicar.  






Le dice que es de cierto tipo (curiosamente, como la mayoría de los sentimientos) y que siente frío y calor en lo profundo de su alma (y seguro que en el cuerpo también, dado que solía bajar a charlar con Cybill con cierta premura y sin el recaudo de un saquito, pese al húmedo frío nocturno).“Sí, ahora me siento bien, pero no puedo explicar” le dice imaginariamente Pete. Y la verdad es que nosotros tampoco podemos explicar.Luego Pete le cuenta que padece mareos en la cabeza y que se siente triste. Que las cosas que Cybill le dijo (que nunca sabremos) quizá eran verdad. Y que está teniendo sueños curiosos una y otra vez, que él sabe lo que eso significa pero, para variar, no lo puede explicar. Piensa que es amor y trata de decírselo cuando se siente triste.Pero no puede explicarlo (a esta altura Cybill definitivamente piensa que Pete es medio tarado).Y más cabildeos e imprecisiones: escucha lo que estoy diciendo, nena. No puedo explicarlo (ohh!! vaya novedad). Cada vez peor, ya que las cosas que ella le habría dicho lo hicieron enojar pero…NO LO PUEDE EXPLICAR!!!!.Finaliza pidiendo nueva e imaginariamente perdón, pero no lo puede explicar. Y ya no tiene más sentido que sigamos la letra porque no encontraremos ninguna explicación en ella, lo que resulta verdaderamente exasperante.La primera vez que Cybill fue a un concierto de The Who se debió a una expresa invitación de él. Pete, sin decirle nada, pensaba estrenar “I can’t explain” en ese recital, con especial dedicatoria a ella.
No pudo ser. A los 15 minutos de comenzado el concierto Cybill, que estaba sentada en las primeras filas, se retiró de la sala prácticamente sorda.

Pete y Cybill nunca volvieron a cruzarse. Y nadie pudo explicarlo.








I Can't Explain
 Lyrics


Got a feeling inside (Can't explain)
It's a certain kind (Can't explain)
I feel hot and cold (Can't explain)
Yeah, down in my soul, yeah (Can't explain)

I said (Can't explain)
I'm feeling good now, yeah, but (Can't explain)

Dizzy in the head and I'm feeling blue
The things you've said, well, maybe they're true
I'm gettin' funny dreams again and again
I know what it means, but

Can't explain
I think it's love
Try to say it to you
When I feel blue

But I can't explain (Can't explain)
Yeah, hear what I'm saying, girl (Can't explain)

Dizzy in the head and I'm feeling bad
The things you've said have got me real mad
I'm gettin' funny dreams again and again
I know what it means but

Can't explain
I think it's love
Try to say it to you
When I feel blue

But I can't explain (Can't explain)
Forgive me one more time, now (Can't explain)

I said I can't explain, yeah
You drive me out of my mind
Yeah, I'm the worrying kind, babe
I said I can't explain

Share this article :

+ comentarios + 1 comentarios

lunes, 8 de junio de 2015, 18:45:00 GMT-3

Excelente entrada, muy buena información aportada y curiosa anécdota la vivida por Pete Townshend y que plasmó en una canción. Uno de mis grupos favoritos
Abrazos

Publicar un comentario

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. DIARIO LITERARIO DIGITAL - All Rights Reserved
LETRAS OPACAS (Diario Digital Literario) .Argentina
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}width=device-width, initial-scale=1.