El héroe reticente - Capítulo 9 | DIARIO LITERARIO DIGITAL

El héroe reticente - Capítulo 9

sábado, 13 de junio de 2015 0 comentarios

"¿Cómo controlará "El Zorrino" a Ágata?"

Resultado de imagen para madre e hija




Una novela policial negra por entregas 


Escrita por AQ Gimenez



Autor de "El Purificador de los condenados"

Para Diario Literario Digital




Resultado de imagen para giphy violence



Antes de dejar Capão da Canoa tengo que hacerle saber a mi familia que estoy bien.


No quiero que se preocupen por mí más de lo necesario.


Sé que no puedo llamar a ninguno de los teléfonos conocidos. No creo que estén escuchando las veinticuatro horas, pero imagino que rutinariamente revisarán las llamadas ingresadas y salidas. Si aparece un número desconocido, más aun si es de larga distancia, me ubicarán rápidamente.

Creo que tengo la solución. Supongo que mi mujer sigue yendo al vivero. Si desaparece de repente sus fieles clientes comenzaran a preguntarse qué pasa.

Me duele, pero tengo que pensarlo: Es fácil controlar a la madre custodiando a la hija. “El Zorrino” sabe que Ágata no hará nada que ponga en peligro a Anastasia. No quiero ni pensar todo lo que ese hijo de puta puede conseguir con esa amenaza.



 Resultado de imagen para hombre gritando a  niña


He estado muchas veces en el negocio. Conozco de vista a muchos clientes habituales, esos que tienen jardines y patios que envidiaría un Resort del Caribe.

Pero no conozco sus nombres y menos aun sus teléfonos. Con una excepción.




Resultado de imagen para quesería



La dueña de la quesería que está a una cuadra del vivero se llama Quesada, como su local. Es imposible olvidarse. Hasta inventé una improbable propaganda: “Quesería la picada sin Quesada”, que generó una de las célebres carcajadas tintineantes de mi esposa.




Resultado de imagen para quesería


Voy a un café con Internet y entro a la guía telefónica de Buenos Aires. Enseguida lo encuentro. Quesada. Anoto el número del negocio. Una llamada allí va a ser más anónima que a un domicilio particular.

Atiende una señora con un tono seco como la proverbial lengua de loro:

—¡Quesada!

—Hola, soy Carlos, el marido de Ágata, la del vivero.

Silencio del otro lado.

—Supongo que saben que me busca la policía. Para lo que sirva le digo que es todo un complot. No hice nada malo, salvo escapar.




Resultado de imagen para escape


El silencio de la mujer resuena como una explosión.

—Lo único que le pido es que no le diga a nadie acerca de esta llamada salvo a mi esposa, y solamente si no hay nadie cerca.

Por primera vez Quesada habló:

—Y que quiere que le diga.

—Que estoy bien, que haga lo que tenga que hacer para cuidar a mi hija y que no se preocupe por mí.

Otra vez silencio del otro lado.

Digo—Gracias—y cuelgo.

Minutos después estoy, cargando mis escasas pertenencias, en un ómnibus local, rumbo a Torres, sesenta kilómetros hacia el norte.






Resultado de imagen para torres brasil







Lee el comienzo de la novela en:


Share this article :

Publicar un comentario

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. DIARIO LITERARIO DIGITAL - All Rights Reserved
LETRAS OPACAS (Diario Digital Literario) .Argentina
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}width=device-width, initial-scale=1.