Dale una oportunidad a tu alma (Filosofía) | DIARIO LITERARIO DIGITAL

Dale una oportunidad a tu alma (Filosofía)

viernes, 26 de junio de 2015 0 comentarios

"Cuando en cuanto materia os  sientas perdido, encontrarás la salvación en tu alma"  



Escrito por Lic Ramón D. Peralta

(Exclusivo para Diario Literario Digital)




EJERCICIO FILOSÓFICO






El 99 % de nuestras aflicciones psíquicas, biológicas, naturales y psicológicas se explican por la existencia de un ser esclavizado a un cuerpo humano, el otro 1% explica el misterio del universo 





Diario literario digital


REFLEXIONES DE UN SUICIDA

De todo lo místico en la Historia, nada me ha seducido más que aquellos sobrenaturales personajes que han logrado doblegar al dogmatismo y el conservadurismo de la gran sociedad de su tiempo. Lo cual debería habernos llevado a asumir como epifanía, que la evolución siempre ha estado en manos del individualismo y no de los pueblos. No obstante, semejante revelación, no ha sido óbice para que siga atornillado el paradójico cliché "El pueblo jamás se equivoca".  

Tampoco es algo que merezca reclamo, las masas no viven sus propias vidas, por ende, la misión del profano es inventarse en el simulacro grupal, haciendo del sentido de pertenencia su único leitmotiv. Por ende, es mera nimiedad calificar de exitoso o fracasado a aquel que vive en el fideísmo secular, vulgar y totalizador sin asumir riesgos que lo expongan. El miedo a las mayorías ha sido el más formidable enemigo de las mayorías. 


Diario literario digital

La "inteligencia colectiva" es el hercúleo lastre de la evolución. Pero acaso ¿tiene importancia hablar de éxito y fracaso cuando aun no tenemos un ápice de certeza sobre lo que es el ser en cuanto ser, más allá de su escurridiza identificación óntica ontológica?. Nunca hablamos tanto de las entidades de las cosas, y nunca confundimos tanto al ser con el ente como causa sui. 

En ese sentido, resulta tan enigmático como facilitador que, el hombre se haya entregado  tan ingenuamente a una competencia por ser en cuanto poseer. El hiperconsumismo que naufraga en el mar del hipertextualismo es un suicidio hedonista arteramente hipnótico. Es una adicción tan destructiva que nadie la combate. 


Diario literario digital

Así es como, dentro de la reificación que con desquiciante "candor" ha deconstruido el lenguaje filosófico del modernismo, la palabra "Éxito" termina encerrando las capacidades que tiene el ser para literar su epitafio sobre las cosas que tanto ama y aplastan. La ambición por la materia, es por excelencia el ámbito del ser en donde se congratula de la libertad con que disfruta dentro de las paredes de su tumba. 

En éste tipo de hiperbólico materialismo dialéctico, el ser termina sepultado por las cosas que lo describen y desnaturalizan, tal si fuere un anoréxico núcleo perdido en la vastedad de la materia que lo opaca. La antropología más excelsa ha descubierto recientemente que, debajo de toda esa cosificación había un humano que quería ser. 


Diario literario digital

Esta exótica alienación se ha transformado en la ley que domina a la humanidad, porque sin duda para los fenonenólogos es mas excitante la probabilidad de controlar las verdades en tanto materia, que en cuanto realidad. En otras palabras, la ciencia debería servir de abolengo para jerarquizar al lenguaje como nodriza del pensamiento humano, en detrimento de un tipo de ser capaz de crear un nuevo lenguaje con la aptitud de recrearse in eternum. 

Eso explica por qué es tan inquietante el lenguaje filosófico de la modernidad, porque de hacer inteligibles sus formas para el vulgo, perdería todo el atractivo que tiene el criptograma en simultáneo en que se desnuda lo falaz. Porque la Filosofía se torna más impostora que de costumbre, cuando ostenta determinismo, preclaridad y divinidad, en la medida que la movilidad de la sempiterna duda se sigue catalizando en dogmatismo y sentencia. 


Diario literario digital

La Realidad se ha consagrado de diversas maneras en la más piadosa deidad, escapando misericordiadosamente de todo contacto con un tipo de Ser incapaz de tolerar el anestesiamiento radical de la imaginación y la creativa inventiva que patrocina la incertidumbre. Rozar la realidad, significa detener el movimiento, aniquilar la vida, sintetizar al ser como absoluto ¿Alguien quiere eso?. ¿Y cómo podríamos saber lo que queremos sino sabemos lo que queremos más allá de desearnos en la materia? 

Las contradicciones cobran hegemonía, no por poner en dilemas a la materia, sino por dejar en evidencia que el todo no puede ser contenido por ella. La frenética, paranoica, desenfrenada y esquizofrénica dialéctica, se  lamenta de no poder encontrar una síntesis que pueda detener el movimiento, en razón de que hoy la filosofía se impuso explicarse mediante la ciencia, un  tipo de razón que solo admite la materia como único lenguaje de aproximación y comunicación. 


Diario literario digital

El hecho de que la insatisfacción sea una constante respuesta al deseo, nos conmina a inferir una necesidad por fuera del materialismo dialéctico, so más allá de los denodados esfuerzos volcados en pos de negar la negación.

Uno puede intuir que las adicciones que flagelan nuestro cuerpo, responden a un deseo del tipo irracional respecto de aquello que hemos de denominar alma humana.

Eso que los Psicólogos y Psicoanalistas llaman "pulsión de muerte" se disuelve en las límpidas aguas de un sentir que es ajeno al lenguaje de la racionalidad material.   

Es así como el antilenguaje racional implícito en el lapsus o acto fallido, podría convertirse en un farsante que tampoco nos hable del yo interior sumergido en las sombras del ser en cuanto alma y espíritu.

Un idioma que tampoco tiene contacto traducible con el consciente. Esto que digo, puede interpretarse como la presunción de que hay dolores y deseos del alma que son incurables para la ciencia, la psicología y la filosofía. No habría de sorprendernos entonces que sigamos deslumbrándonos con la inconmensurable anagnórisis del "dasein" ¿Por qué habría de ser de otra manera?   


Diario literario digital

Fui un adicto a la cocaína, y no hay día en que no luche contra el dominio que perdí sobre mi propio cuerpo. La angustia y el sufrimiento que se agigantan con los mismos efectos del narcótico, deberían haberme destruido, y quizás lo hizo. Pero de esas cenizas ha nacido un nuevo tipo de Ser, un ángel que ha venido a salvarme.

Y esa maravillosa resolución, esa ilógica necedad por devolverme al mundo, no ha sido obra de mi mente; mi Yo había sido desbordado. El otro y lo ello, yacían póstumos. Mi razón había sucumbido ante el asedio. De haberlo perdido todo, yo estaba en ello.

Y es curioso, porque era un furioso ateo inhibido de ponerse límites ante el riesgo. Hoy sigo siendo ateo, pero ya no hay furia ni ansiedad, quizás eso me haya acercado a mi espíritu, redimido el deseo, satisfecho el alma. 

Finalizo éste texto, que no es más que eso; afirmando que supe del alma humana, cuando todo lo demás se había perdido ante el asombro de mi propio Ser. Estoy consciente que nadie verá en estas palabras la justificación para cimentar filosofía alguna; pero cuando uno despeja todo lo evidente de la inexistencia material ergo esa huella de entropía que deja la sospechosa ipseidad, impactado ante tal tipo de suicida experiencia; se topa con algo que es muy complejo y dificultoso de definir. 

El alma humana se ratifica a si mismo, cuando la pulsión de vida y muerte, son encapsuladas y anuladas por un poder que; por superior, simplemente humano e inmaterial. Pero os aseguro estimado lector que ese Ser que se sobrevive a si mismo, es otro; mas humano, más intenso, más sabio. 


  



¡Ten fe amigo, puedes volver, solo dale una oportunidad al Mesías que habita en lo profundo de tu alma!  




NOTA: Exclusivo para DIARIO LITERARIO DIGITAL 
Share this article :

Publicar un comentario

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. DIARIO LITERARIO DIGITAL - All Rights Reserved
LETRAS OPACAS (Diario Digital Literario) .Argentina
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}width=device-width, initial-scale=1.