Homo Sapiens = Bicho Jodido 1 | DIARIO LITERARIO DIGITAL

Homo Sapiens = Bicho Jodido 1

jueves, 14 de mayo de 2015 0 comentarios

HISTORIA BREVE DE LA CARRERA ARMAMENTISTA PARTE 1


DEL PALO AFILADO AL RIFLE DE REPETICIÓN.





Escrito por AQ Gimenez


Seguramente las primeras armas que usó el Homo Sapiens fueron palos y piedras. Con el paso del tiempo descubrieron que los palos aguzados y las piedras talladas eran más efectivos. Finalmente usaron hondas y lanzas para extender la distancia a la que podían cazar o guerrear.




 En algún momento se introdujo el arco y la flecha. Y en ese momento apareció el primer elemento Anti - algo: El escudo. Al principio era un simple marco de ramas, corteza o cuero que servía para interceptar los proyectiles que tiraban los malos (NOTA: Los malos son siempre los otros).




Cuando aparecieron las puntas de flecha metálicas, seguidas de espadas y mazas, primero de bronce y después de hierro. Los escudos se volvieron cada vez más resistentes.
Pero no alcanzaba… fue necesario comenzar a usar cascos y corazas. Que se volvieron cada vez más herméticas y pesadas hasta que en la Edad Media solo podían usarlas los que se movían a caballo… que no eran unos gráciles potrillos como los que muestran las películas sino unos inmensos percherones que eran los únicos equinos que soportaban el peso de esos pelotudos blindados.




Marco Polo fue a China, tiró el fideo en las mesas de Italia y trajo un polvo grisáceo: la Pólvora.
Los europeos, siempre tan prácticos, en lugar de usarla para hermosos fuegos de artificio la metieron en un caño y antes de que puedas decir ¡Qué motivo tubo! el arma de fuego estaba inventada. 



Este ¿adelanto? hizo que las armaduras pasaran de moda más rápido que el Windows Vista.
Los cascos y corazas se siguieron usando para desalentar los sablazos, pero se necesitaba algo para frenar los tiros. Se probó con placas de acero, pero eran tan pesadas que hacían casi imposible caminar.




Entonces algún genio decidió que en lugar de evitar los balazos convenía aumentar su efectividad. De allí el sistema de agrupar a los tiradores en formaciones cerradas. Tiraba la primera hilera, se agachaba para cargar mientras tiraba la segunda… y así.
Cuando estaban cerca atacaban con las bayonetas caladas.



El método fue efectivo hasta que el enemigo se negó a seguir el juego y se escondió atrás de los árboles para tirar, o atacó velozmente a caballo desde distintos lados. Como hicieron los Norteamericanos y nuestros gauchos en las Guerras de Independencia.




Las prolijas y ahora suicidas formaciones de soldaditos con coloridos uniformes quedó totalmente fuera de uso con el advenimiento del primer rifle de repetición de uso masivo: el Winchester. Que como decían los del Sur:
 "Ese rifle que cargan el domingo y les dura toda la semana" 




Y que pronto tendría unos siniestros amiguitos para salir a jugar.


Continuará…
Para ver todos los cuentos, notas y artículos escritos en Letras Opacas por AQ Gimenez, debes hacer click en:




Share this article :

Publicar un comentario

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. DIARIO LITERARIO DIGITAL - All Rights Reserved
LETRAS OPACAS (Diario Digital Literario) .Argentina
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}width=device-width, initial-scale=1.