Letras Opacas Ad Libitum (Literatura) | DIARIO LITERARIO DIGITAL

Letras Opacas Ad Libitum (Literatura)

martes, 28 de abril de 2015 1 comentarios



RELICARIO LITERARIO 






Escrito por Lic Ramón D. Peralta

Nunca pude entender por qué hago lo que hago. Uno escribe palabras edulcoradas, creyendo que a alguien le interesa, ¿debería interesarle a alguien?
Escritor tardío, iracundo profanador de un romanticismo decimonónico, póstumo y recordado. Quizás sea mejor, que solo seque mis lágrimas con un par de páginas de cotidianidad.  


Los olores del viejo caserón de mis padres, tenían colores ocres, grises, opacos; sabían a historia. Fragancias fertilizadas con sosiego, en base a una tradición que nunca comprendí muy bien. 



Grandes plantas con pequeñas flores, enormes ventanales con escasas visiones. Respirar ese aire a eterna nostalgia, ya de niño me hacía sentir lúgubremente triste mientras languidecía ante mis ansias de liberad. 



A veces creo que todavía combaten los recelos y los mismos fantasmas de hielo. Muchas veces sentí que el frío sería mi peor estigma, sin embargo la murria inquina solía salirle al cruce; como si el anhelo incansable no hubiese sido suficiente flagelo. Creo que nunca habité esos lugares, discusión que aún mantienen mis recuerdos.



Entre el mundo y yo, puse una flor en mi ventana Muy temprano se levanta para eclipsar las sombras so belleza, iluminar de fragancias dulces las mañanas
 
Me felicito por la suerte, tengo una flor en mi ventana



Cada amanecer festejo alguna remembranza, mi primer amor, los suspiros de la infancia, mis compañeros de secundaria, las caricias de mi madre



Pueriles virtudes encubiertas de jactancia. El aljibe de la antigua casona, los ladridos del amigo que se fue, las aventuras con mi hermano, los consejos de mi padre


¡Tanta felicidad que ante mi se desmorona!





Esa maldita palabra "pecado", que sin ser creyente me ha desvelado. La única prueba que tengo sobre la no existencia de Dios, es mi férrea voluntad por racionalizarlo, por verlo, descubrirlo, abrazarlo, sentar constancia que lo conocí, que estuvo para mi, que es mi amigo. 
Esas cosas que tenemos los filósofos, siempre ávidos de poder comprobar con método y abolengo, una utopía; que sin ser tuya y mía, es de todos, excelsa guía. Pero un hombre que no conoció a Dios, tampoco conoció al Diablo
El amor, el arte de organizar sensible e intuitivamente una combinación incoherente de sonidos y silencios utilizando los principios fundamentales de la melodía, armonía y mito. Escribir es para mi, locura en forma de música
¿Cómo describir algo que no se debería literar?

 

...¡Ay madre mía!, cuan feliz me siento en éste instante 


Ojalá sea eterno, como aquellos hermosos sueños de siempre estar contigo y mis hermanos. Jugar con esas ilusiones, creer que todo será límpido, tan liviano es mi corazón


¡Qué feliz soy Padre, no dejo de extrañarte!



La melancolía nunca se sintió joven en ésta, mi alma, tampoco lo hicieron mis deseos de supremacía ante mis propios miedos. Nací adulto, ergo mi vida fue existencial pesquisa de una niñez expurgada en la inmanencia, la cual añoro, la cual necesito con desenfreno y pasión demencial
 


¿Conoces tu mejor versión? timonel de promesas magas, relator de proyecto abstruso, calumniador de ideas ralas



¿Conoces tu mejor versión? profético encantador del abiso, conspicuo gladiador del temor o mítico salvador de su palabra



¿Conoces tu mejor versión? amante solidario de la nada, Averroes solitario del aflato o mesías de bondadoso perdón



Quizás por alguna de estas sórdidas dudas, aún siga buscando en los libros, los doxai, la logia y la gnosis; la monogénesis de aquellas palabras que habrían de explicar tal renunciamiento vacuí y surrealista. Así me siento, como un relator de sus propios dolores y amorfos procesos. 



La sigo sigiloso desde atrás. ¡Por favor Dios haz que el viento levante esa pollera! 
Hermosas piernas, contorneadas, delgadas y muy largas (llegan hasta el suelo, no es tan normal). No puedo dejar de imaginar lo que habría de encontrar al final. Pérfida ironía, tan generosa fantasía me ha hecho mucho mal. 
Antes de eso, ya pensaba en esto. No crean estoy dispuesto a dejar de pensar. Mujeres de piernas largas, abstenerse de mi pareidolia, y en caso de que crucen mi camino, os advierto ¡No cuestionéis tan poco atino! 
No es algo que merezca dramatizarse, calentarse en vano o beber una botella de vino 
Enciendo la luz del velador, un cigarro lo acompaña. Hermoso amanecer, aún recuerdo esas piernas mentadas. Doncellas, princesas, prominentes, devotas, no me importa nada 


Salgo raudo a chancletear, festejando el nuevo día. Mi primer escala, la cocina, la segunda, el tocador. Hoy me peino con ganas, me pongo fijador, engomino mis canas. Prendo el monitor, reseteo esas piernas vagas, mientras acomodo mi asiento a los recuerdos de esa belleza. Arte que aprendí de viejo, recordar libidinalmente mis otrora destrezas como si no fuera lo que soy y aún fueran proezas.



Memoria, maldita memoria, ahora sé de quién son esas piernas. Me acomodo los anteojos, emprolijo mis entradas, balanceo mi pijama. Esa mujer nunca habrá de oírme, vivimos juntos, no hace falta. Aún duerme, no es una anciana y nunca lo será, sempiterna amada. 


Le escribí en Facebook, sin siquiera haber saboreado mis tostadas. Quizá sea bueno que se entere. Los años siguen pasando, pero éste amor no claudicó, siempre está ahí, no duerme, jamás perece 



El sol del verano cobijó nuestro candor hace mucho tiempo. Pero en mi corazón siento aún el mismo eterno aliento.  Un amor tan hermoso, tan ingenuo, no habrá de morir jamás



Eramos demasiado jóvenes para entender, para pensar. Eramos demasiados libres, ciegos, capaces de inmortalizar.  Un amor tan hermoso, tan ingenuo, no habrá de morir jamás



La estética, la ambición, el sexo, se explican muy bien con razón
¿Cómo explicar el amor añejo, sin belleza, juventud ni pasión? 

Cada vez pienso más en ella, la incertidumbre se aminora.  Cuando el amor se torna viejo, las palabras están de más.  Un amor tan hermoso, tan ingenuo, no habrá de morir jamás
La miro sin que se note. Destapa con delicadeza su estuche. Toma el pincel con sus delgados dedos, ¡Qué encanto!. Es un acto tenue, sagrado, inolvidable. Todavía quedan bendiciones en envases de amanecer.
Desliza el rimel con firmes estocadas, y ante cada caricia, las pestañas reverencian a su merced. Al fondo, el mar que contempla asombrado, nos regala una estrofa de Ra 
Las criaturas de pestañas aladas tienen azúcar en las pupilas y un celestial beatífico en sus mejillas. Su obsesión por volar comenzó cuando tenía cuatro años 
 
Caminaba en puntitas de pie porque decía que volaba. Así andaba. Un nudo le cerraba el estómago cada vez que encontraba una rosa dentro de un libro. Es que simplemente, las flores no habían sido creadas para marchitarse entre las páginas 
Un sutil haz de fino extracto de sol; inunda de fulgor su rostro. Pómulos que se visten de purpurina, festival de colores y el júbilo que se deleita (...) mientras hace las paces con mi devoción 
Voltea hacia mi y me bendice con la indulgencia eterna, parpadeo acompasado, me arrullas primor con formas fantasmagóricas de quietud. Estoy en paz
 
Son alas francas y sublimes, aquellas, donde belleza y religión se confunden, aquellas, donde el amor vence al estremecimiento 
Son sus pupilas en donde me miro, sin ellas , no hay refugio ni destino. Hay cierta simetría entre esas cejas, sus ojos y Dios. Me acongojo y sonrojo, me acaba de mirar el alma
Si aún preservo el interés por la vida, es porque hay cosas que no se de mi, estoy harto de eso 
Me doy una oportunidad cada vez que me alejo, y veo desde lejos, al niño que aún pervive en el viejo. Quizá de eso se trate la vida, simular estar ante un espejo; que a veces opaco y en otras, reflejo 
Miro de soslayo mi pretérita otredad, corroído por el vaticinio de la novedad. Siempre esperando poder olvidar 
Mi comunión con la nada, puso cielo al revés. Clavé los dientes en mis remordimientos, en los entresijos de la carne. Hice girar mis peores ideas en danzas paganas, sometiendo los misterios que moran en mi boca y en una mente tan prolífica en sinsentido 
¿Dónde habré de hallar el elixir del devenir que indulte el pulso del espíritu y de ésta alma kamikaze?. Tras de mi, solo hay difuntas penurias de desvelos, excomulgados en el cautiverio de mi propio ego
Nada puede inseminar ya, un pasado que nació estéril. Esta confesión es un desbarajuste. Por lo visto, busco sin encontrar argumentos inmaculados; que expliquen los restos de mis ardores, intactas condenas, so excusarme ante mis sacrílegas fatigas 
Ojalá pudiera añadir a la insidia que embriaga éste reto de conciencia, la ausencia de gravedad ante la alerta, manternerla despierta ante el sufrimiento y el desconsuelo, tembloroso sonido del espíritu, que solo reclama silencio en la calma
Destrozar esos recuerdos, torbellino de emoción , escurrir el desastre de mi música, por los espacios indultados de mi musa 
Hoy, disfruto de ella nuevamente, apasionado aquellarre de paradojas, la amo, la adoro, mujer hermosa. Ojalá fuera del alma el vacío y del corazón la nada, no pude, ella es todo y hada, primorosa
La inteligencia humana yace así, paradoja. Emociones que pugnan, racionalidad que enoja 
En la antifilosofía encontré la llave, la guía; recorrer un arduo sendero que conduce a ninguna parte, teofanía 
Pero si la vida carece de un sentido que gire en torno a la racionalidad, habré pues, de inventar el fundamento que me ampare ante el vagabundeo infame de la libertad de estar, solo por estar 
 La vida es una apasionante aventura que solo vale como tal por el simulacro, serendipia agónica 
Nunca pude entender por qué hago lo que hago, solo siento que la literatura me conmueve, me salva, me llena...
LETRAS OPACAS AD LIBITUM




Desde que llegaste a mi vida
me susurran los silencios

Las flores renacen y embellecen
se burlan del infierno


Desde que llegaron 
Letras Opacas
he esculpido una misión 
engañar al torpe tiempo... 

Escribe amigo mio 
aunque sea una sonrisa triste 
porque peor que no escribir 
es no evocar en sentimiento
Share this article :

+ comentarios + 1 comentarios

martes, 28 de abril de 2015, 13:20:00 GMT-3

Muy bueno! Podría convertir en un romántico decimonónico hasta al Dentista Barreda!

Publicar un comentario

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. DIARIO LITERARIO DIGITAL - All Rights Reserved
LETRAS OPACAS (Diario Digital Literario) .Argentina
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}width=device-width, initial-scale=1.