Filosofemos al pedo | DIARIO LITERARIO DIGITAL

Filosofemos al pedo

jueves, 16 de abril de 2015 3 comentarios



PARODIA DE UNA IRONÍA



Escrito por Lic Ramón D. Peralta








PREFACIO 

El verbo "creer" viene del latín credere, que significa "poner confianza en, confiar en". Por su parte, el verbo credere se formó con la raíz indoeuropea kerd- (corazón) y la raíz indoeuropea dhe- (poner, colocar, arreglar); de este modo, el verbo "creer" significa "poner el corazón en, poner la confianza o el ánimo en algo".

El "creer o la creencia" no hacen referencia necesariamente a verdades o hechos demostrables con el raciocinio, sino más bien a los pensamientos, ideas e incluso sentimientos en los que la persona pone el afecto y el ánimo. La raíz indoeuropea kerd- (corazón) produjo también la palabra latina cor, cordis (corazón), de donde provienen las palabras cordial, incordio, coraje, acordar, acuerdo, concordia. La raíz indoeuropea dhe- produjo la palabra latina facere (hacer), de donde provienen palabras como hacer, hazaña, factible, confección, faceta, fácil.



FILOSOFEMOS AL PEDO


MANIQUEÍSMO EN EL DESAYUNO


La formulación escolástica de un socialismo argentino que se asume en acérrimo enemigo de la desigualdad, se contaminó de soliloquio, monoléctica y logorrea omnidireccional. Quizás sea hora, que en vez de pensar en luchar contra la riqueza, se empiece a luchar contra la pobreza. Matando al sano, no curaremos al enfermo 

CREENCIA AGUSTINIANA


La hermenéutica, la exégesis de la razón hecha por la misma razón, es quién acicala la enorme filosofía que cimienta la religión. Mucho antes que la mayéutica de Sócrates, y el dualismo de Platón, e incluso antes del apeirón de Anaximandro y de las profecías de Jesús, Pitágoras enseñó que el hombre y el universo fueron creados a imagen y semejanza de Dios, y que en tanto se están realizando en la misma semejanza, evoluciona la comprensión de un predicado en el conocimiento del otro. Quizás por ello, la búsqueda de Dios, sea la más excelsa representación de la hierofánica pesquisa por los orígenes, pues la aporía de una naturaleza que nos explique, es algo que también se está moviendo. En otras palabras, Dios y hombre, son según la creación, la misma creación. No solo pertenecen a ella, sino que además, ambos poseen el don de "crear", también de recrearse, aún en la negación. Ese poder hacer en el nacer, es la divinidad misma.


Esa división globalizada del hoy, entre creyentes y no creyentes es bastante vergonzosa. Todos somos creyentes, solo que creemos cosas distintas.


La palabra "creer", es una fuerte apuesta del corazón, sublime, divina, casi perfecta; donde solo falta la razón. La creencia es artífice de los dogmas, sean políticos o religiosos. De hecho son lo mismo. Y ciertamente, la intolerancia, palabra cuya antítesis es su propio sinónimo, es arquitrabe de la ilusión. Nadie desea ser el engañado, en un mundo donde todos somos en el engaño. Quitemos todo dogma del medio, y éste tipo de palabras carecerán de un sentido útil.

 

Las enormes diferencias conceptuales entre izquierda y derecha, se terminan diluyendo en el ejercicio de la política. Cuando se logra la tan anhelada acumulación de poder, nos encontramos con la síntesis consustancial de una sola cosa, idéntica a si mismo. La ontopraxeología política es bastante aburrida. Las ideologías son solo creencias. Y las creencias se soportan en la ignorancia. Esa dimensión donde se rechaza lo que necesita de aprendizaje. Si hubiera una sola economía, y todos supiéramos cómo funciona la economía, estos dilemas no existirían. 

Nosotros realmente no queremos una ideología política que tenga razón cuando nosotros tenemos razón. Lo que nosotros queremos, es una ideología que tenga razón cuando nosotros estamos equivocados...
San Agustín, a los diecinueve años, se pasó al racionalismo y rechazó la fe en nombre de la razón (uno de los primeros "panquequistas"). Sin embargo, poco a poco fue cambiando de parecer, hasta llegar a la conclusión que razón y fe no deben estar necesariamente en conflicto, sino que, aparentemente se complementarían entre si. Según él, la fe es un modo de pensar asintiendo (que no se sabe), y si no existiese éste tipo de pensamiento, no existiría la fe, tampoco los fanáticos y militantes. Por ello, la inteligencia es la recompensa de la puesta en duda de la fe. La fe y la razón, se complementan y conviven, pero en permanente guerra con la coherencia. 

Esta postura se sitúa entre el fideísmo y el racionalismo. A los racionalistas se le respondió: "Crede ut intelligas" (cree para comprender) y a los fideístas: "Intellige ut credas" (comprende para creer). San Agustín quiso comprender el contenido de la fe, demostrar la credibilidad de la fe y profundizar en sus enseñanzas, pero finalmente terminó logrando algo más elevado aún, probar su funcionalidad en el absurdo
Agustín de Hipona anticipa a Descartes al sostener que la mente, mientras que duda, es consciente de sí misma: "si me engaño existo" (Se enim fallor, sum). Como la percepción del mundo exterior puede conducir al error, el camino hacia la certeza es la interioridad (in interiore homine habitat veritas) intuición escolástica, que por un proceso de supuesta iluminación, nos conduciría hasta las verdades eternas y con el mismo Dios, lo cual guarda estrecha semejanza con el dogmatismo político.


NEO-OCKAMISMO

Todo orden contingente en el universo depende del poder de Dios ergo del hombre. Y si el hombre es a imagen y semejanza de Dios, estamos ante una creación que tiene la capacidad de crear y crearse en evolución individualista. Lo cual demuestra que, el universo no es obra de un intelecto divino, sino de la mera voluntad de Dios hombre. Porque un Dios intelectual, no hubiese creado semejante caos, ni poner ese caos en manos de "semejantes pelotudos".

 


EPOJÉ TRASCENDENTAL


Que nada tiene que ver, con su onanómino: "Mepajié". Significa poner en "pause" la tesis de efectividad que posee cada uno para la percepción del mundo. La gracia, está en ser uno mismo quien presione ese botón, para seguir reflexionando sobre un mundo sin mi "yo" como eje cartesiano. Pensar la realidad del universo, parado por fuera de ella. Para luego, volver sobre los estados de conciencia, ergo seguir reflexionando en lo más profundo hasta alcanzar una evidencia pura, tendiente al absoluto.

El acto de filosofar tiene como último fin, dejar de filosofar. Nadie se desquicia tras el pensamiento sin necesidad.

 


CULTURA SLOW


Hay que apaciguar los espíritus. En 20 años más, estaremos hablando del kirchnerismo, como quién habla de fútbol o religión (como ahora). Cada tanto, es muy saludable poner en duda todas nuestras convicciones, sin llegar a los extremos de transformarse en un argentino. Quién viene con la función "reset automático", programado para activarse por las noches.




IDEALISTAS VS PENSADORES


Las diferencias entre idealizar una idea vs idealizar un ideal, radican esencialmente más que en el poder de captar la distancia que mantiene la utopía de la razón (inmanencia); en el esfuerzo que se invierte en pos de sistematizar mentalmente esa abstracción. Explicado de otra manera: Mientras que el idealista se refugia en ese ideal como algo que presume real (por ende posible en el facto), el librepensador preserva la idea como tal en un mero escorzo.

El idealista se rinde ante el pensamiento propio, y reemplaza ese cansancio con la idea adoptada, elevada al estadío de la certeza. Mientras que el librepensador, no es que carezca de ideales, sino que a sabiendas que es una verdad relativa que engaña su subjetivismo, adopta como sistema, destruir todo sistema de pensamiento como pensamiento.

 


SABIDURÍA VS FILOSOFÍA


La vieja dijo una vez: "las cosas importantes de la vida, se resumen en tres palabras: salud, dinero y amor". La filosofía, ha sido lucha vaga e infructuosa por refutar algo tan simple como vigente, sin haber hallado, hasta ahora, algo más eficiente para poner en su lugar, cuando de lo cotidiano y perceptible hablamos.

 

EL ARTE LITERARIO


Escribir para uno mismo, es tan sencillo como antipático. Todos tenemos cosas que contarnos, ergo ¿quién quiere ser parte de mi mundo?. Pero la gran literatura es aquella donde se pierde todo contacto emocional y mental con el autor, olvido que, nos permite apreciar esas imágenes imbuidas en el texto, que cuando universales, nos representan a todos. Nos apropiamos de ella. La gran literatura es aquella que sentimos proviene de la naturaleza, y no de un semejante. Nadie envidia ni odia a ese poder superior, porque la naturaleza es en si mismo... el arte. El buen escritor es solo un exégeta.

 

Toda filosofía que se transforma en idealismo, por ende, todo camino que puede ser formulado como un absoluto, se soporta en la ignorancia. Ignorar los cuantiosos defectos que posee la conciencia sobre la propia razón humana.
"Ni Roma, ni ningún Estado es una realidad divina o eterna, y si no busca la justicia se convierte en un magno latrocinio" (San Agustín de Hipona - otro sacro "fondo buitre")




MENTIRA LA VERDAD







Las pulsiones profundas de la vida, es decir esa capacidad natural del hombre de conceptualizar sus propios sentimientos en la individualidad, rompe con los clichés románticos, vagos y vacuí de los conceptos que pregona la sociedad como colectivo. Eso nos habla de que la mentira, es una exigencia de la vida en comunidad. El precio que debemos pagar por gozar de la protección de la manada. Nada más destructivo que la sinceridad absoluta hecha pública. La verdad de la otredad, es la negación de mi yo. Las redes sociales son un buen lugar para suicidarse.

 


Facebook, Twitter o Blogger son la otrora chusma oficial del barrio. En ella uno deposita los secretos de la intimidad que demandan trascendencia. Nadie parece querer cargar con semejante peso en soledad. Para aquellas cosas que realmente me conmueven, como la belleza de esos hermosos acordes profanando la nostalgia y melancolía de una mente sitiada por los mas enigmáticos sentimientos; la literatura filosófica se declara incompetente. Nada más inútil que la filosofía cuando disfruto de mis emociones. Lamentablemente, mi felicidad no resulta de interés literario. 




DUELO DE EXISTENCIALISTAS: SARTRE VS DUHALDE


En "Los caminos de la libertad", Sartre nos dice que "el hombre está condenado a la libertad, por ende, a exponerse permanentemente al fracaso". Luego el gran filósofo argentino Eduardo "cabeza" Duhalde refutaría a Sartre, diciendo: "Argentina es un país condenado al éxito"...... (evidentemente estamos ante un claro caso de evasión)




OJETIVIDAD


Es aquella corriente filosófica, cuya doctrina ontopraxeológica y epistémica introyecta y proyecta toda percepción sensible de la realidad, en los genitales, como prisma focal de todo pensamiento puro.

 

CONSIGNAS DEL DÍA

-- Ama a tu prójimo como a ti mismo, siempre pon la otra mejilla y nunca discrimines. Pero después (...) no te quejes de la gente de mierda que te rodea

-- Cada vez que pienses que algo es imposible de hacer, también recuerda que, alguien ya lo hizo o lo está haciendo. Y sino lo recuerdas o admites, manda todo a la mierda, esto es google, no un templo shaolín

-- Recuerda que Argentina es un país con buena gente, de primera, los mejores; cuyo deporte más popular es la levitación.....(increíble la cantidad de "seres según su ser" que viven en una nube de pedo)



CONTINUARÁ.....Y AL PEDO
Share this article :

+ comentarios + 3 comentarios

Anónimo
jueves, 16 de abril de 2015, 13:26:00 GMT-3

ja,ja,ja,ja GENIOOOOOO

Anónimo
jueves, 16 de abril de 2015, 13:28:00 GMT-3

Te pasaste mostro. Muy buen el blog, los felicito. Carlos A. Gómez (CABA)

Anónimo
jueves, 16 de abril de 2015, 22:09:00 GMT-3

Clap, clap, clap TOUCHÉ MAESTRO. Edith Kenettemann

Publicar un comentario

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. DIARIO LITERARIO DIGITAL - All Rights Reserved
LETRAS OPACAS (Diario Digital Literario) .Argentina
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}width=device-width, initial-scale=1.